El Consejo Regulador del Tequila (CRT) en coordinación con la Policía Federal, la Fiscalía General de Jalisco y la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Jalisco (Coprisjal), descubrió una destilería clandestina.

En rueda de prensa, Rodolfo Monarque Ureña, abogado del CRT, informó que logró desarticularse el segundo decomiso durante el mes de febrero de bebidas alcohólicas falsificadas.

Precisó que el pasado lunes, se aseguraron 120 litros de alcohol puro de caña, 580 litros de producto alcohólico, tres mil litros de mosto y seis cajas de envases diversos, en la colonia Jardines de la Calera, municipio de Tlajomulco de Zúñiga.

Dio a conocer que la orden de cateo fue otorgado por el Juez de Control y Juicio Oral del Distrito Diez con residencia en Tequila, por medio del cual se clausuró el inmueble y se decomisó el líquido antes mencionado, logrando desarticular una destilería clandestina.

Destacó que en cumplimiento a los requerimientos ministeriales tomaron muestras del producto asegurado, para después someterlas a pruebas de laboratorio.

También recordó que el pasado martes 13 de febrero se logró la inmovilización de 71 mil litros de bebida alcohólica que se quería ostentar como tequila y que contenía altos índices de metanol, sustancia tóxica para el consumo humano.

Aclaró que estas bebidas se detuvieron antes de que pudieran estar en contacto con algún consumidor y dijo que la falsificación de bebidas alcohólicas es un delito grave en el estado de Jalisco, existe un marco legal que permiten actuar y castigar casos como los mencionados.

El delito de fraude al consumidor establece hasta 10 años de prisión a quien comercialice un producto que no cumpla con la normatividad correspondiente, y penas de hasta 15 años de prisión para quienes incurran en el robo de objetos adheridos al suelo, incluyendo agave.

Por su parte, la Ley General del Salud establece hasta nueve años de prisión a quien adultere, falsifique, altere o contamine bebidas alcohólicas, o en estas circunstancias, las venda o las distribuya.

En tanto, la Ley de la Propiedad Industrial contempla castigos por violación a las denominaciones de origen de hasta 10 años de prisión, a quien use o comercialice de forma ilegal productos protegidos por una denominación de origen, como lo es en este caso el tequila.

Por su parte, Raúl Sánchez Jiménez, fiscal general del estado de Jalisco, subrayó que el decomiso fue posible gracias a un operativo conjunto y se comprometió a seguir trabajando en coordinación con el CRT y demás autoridades para evitar que tequila adulterado llegue a los consumidores.

Añadió que al parecer el destila decomisado pretendía ser enviado al extranjero, pero por ahora se realizan las investigaciones pertinentes para aplicar el peso de la ley a los responsables.

Señaló que actualmente el tequila se ve fortalecido y los actos ilegales debilitados, puesto que el CRT continuará trabajando con las autoridades federales y estatales con el fin por salvaguardar la Denominación de Origen Tequila en México y en el mundo, y asegurar al consumidor que cuando esté frente a una copa de tequila, será un producto auténtico.

Reiteró la invitación a los ciudadanos a adquirir tequila certificado y en el comercio formal, además de denunciar anónimamente algunas de estas prácticas si las detectan.