– Jeff Bezos, el multimillonario fundador de Amazon, inició la construcción de un gigantesco reloj en un terreno de su propiedad dentro de una montaña del suroeste de Texas, cerca de la frontera con México, con la intención de que se mantenga en funcionamiento a lo largo de 10 mil años.

El reloj, de una altura de 152 metros, será impulsado por los ciclos térmicos de la Tierra, sincronizados al mediodía solar para medir el tiempo con exactitud, explicó Bezos en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, en donde colocó también un corto video que muestra aspectos de la construcción.

"Es un reloj especial, diseñado para ser un símbolo, un ícono para el pensamiento a largo plazo", dijo al proporcionar más información en un blog oficial.

"Tal como lo veo, los humanos estamos ahora lo suficientemente avanzados tecnológicamente como para poder crear no solo extraordinarias maravillas sino también problemas a escala de civilización", escribió Bezos en el sitio de internet creado para el proyecto. "Es probable que necesitemos más pensamiento a largo plazo".

El proyecto, inicialmente concebido por el inventor, científico y empresario Danny Hillis en 1989 e impulsado con la formación de la Fundación “Long Now”, ha estado en proceso durante años con el objetivo de crear un reloj que mantenga el tiempo preciso, a lo largo de 10 mil años.

Bezos ha respaldado el proyecto durante una docena de años y se comprometió a invertir al menos 42 millones de dólares en el mismo.

En el diseño y construcción del reloj han trabajado también instituciones como el Jet Propulsion Laboratories de la NASA. Las computadoras del laboratorio calcularon la posición del Sol todos los días al mediodía para ayudar a mantener el reloj preciso durante milenios.

El reloj sonará todos los días con un sonido de campana diferente. Y tendrá varias cámaras "aniversario" donde se exhibirán pantallas para celebrar diferentes eventos en la historia. La cámara de un año tendrá un modelo del sistema solar y todas las sondas espaciales del siglo XX, según el sitio de internet del proyecto.

El reloj tardara aún varios años más en entrar en operación, pero una vez que lo haya hecho, los visitantes tendrán que hacer un arduo viaje para llegar allí.

La montaña donde se está construyendo está ubicada en un terreno de 67 mil hectáreas en el suroeste de Texas a unos 60 kilómetros de territorio mexicano, donde Bezos planea construir un futuro puerto espacial para el lanzamiento de los cohetes de su compañía Blue Origin.

La zona ubicada en el condado de Culberson, cerca de la comunidad de Van Horn, es una de las áreas más remotas de Estados Unidos.