A través de un Smartphone en algún lugar del mundo, un migrante mexicano emite una nostálgica sonrisa mientras escucha como el sonido de la banda de viento comienza a expresar sus primeros sonidos, al tiempo que una voz grave en lengua zapoteca, invita a los radioescuchas a no dejar de sintonizar la emisora.

Gracias a la plataforma digital Ecos Indígenas. La voz de la Diversidad, de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), miles de connacionales alrededor del orbe pueden reencontrarse con su tierra al escuchar la música de sus pueblos y las voces cálidas que, en su lengua materna, les platican los aconteceres de estos.

En entrevista con Notimex, el subdirector del Sistema de Radiodifusoras Culturales Indigenistas de la CDI, Jesús Astorga, señaló que esta iniciativa, que aglutina a 21 emisoras localizadas en 16 estados del país, nació en 2008 con el objetivo de conectar a la población migrante con sus comunidades así como de preservar y difundir 36 lenguas maternas.

“Surgió como parte de las acciones que realiza el gobierno federal para darle comunicación a la comunidad migrante que radica no sólo en el interior del país sino también en Estados Unidos.

“Porque es a través de esta plataforma en línea que se digitalizan estas emisoras y si bien no todas alcanzan la conectividad por las zonas en las que se encuentran, es un medio donde nosotros tenemos que impulsar la información”, detalló.

Explicó que Ecos Indígenas. La voz de la Diversidad es una plataforma digital que también cuenta con aplicaciones para dispositivos móviles con sistemas Android y Apple, desde los cuales los migrantes y el público en general pueden sintonizar las estaciones de radio indígena en un Smartphone, PC, Tablet o Laptop.

"Se buscó que la plataforma pudiera instalarse en cualquier teléfono porque la mayoría de la población migrante nos escucha desde el celular, por lo que buscamos que la gente tuviera la mayor facilidad para sintonizarnos y por eso se desarrollaron las aplicaciones para que si tú tienes un iPhone o un Android nos puedas escuchar", expuso.

No obstante, apuntó que el proyecto de comunicación de Radiodifusoras Culturales Indigenistas, nació desde 1979 con la XEZV “La voz de la montaña” en Tlapa de Comonfort, Guerrero.

“Esto viene de un proceso muy largo en Guerrero donde las autoridades lo que buscaban era alfabetizar a la población indígena y era un programa piloto que después se convirtió en la primera emisora de la CDI, entonces vamos a cumplir 37 años con esa emisora”, dijo Jesús Astorga.

Destacó que actualmente las 21 emisoras públicas del Sistema de Radiodifusoras Culturales Indigenistas que conforman la plataforma digital y que transmiten desde Amplitud Modulada (AM) y Frecuencia Modulada (FM), tienen una cobertura a nivel nacional de más de 16 millones de personas.

Por otra parte, en cuanto al contenido de los programas radiofónicos que se emiten en lenguas maternas como el maya, náhuatl, yaqui, mazateco, zapoteca, mixe, triqui, entre otras, destacó que estos se centran principalmente en las tradiciones y costumbres de los pueblos, sin olvidar por supuesto, la música “la columna vertebral de cualquier radiodifusora.

“Las emisoras tienen contenido de todo pero principalmente dedicados a preservar su cosmovisión que incluyen asuntos dedicados a los rituales, a los eventos sagrados, a sus actividades, a la medicina tradicional y a la gastronomía.

“Además de temas dedicados a los derechos de los pueblos indígenas y asuntos jurídicos de territorio, así como los servicios que ofrece el gobierno federal. Es decir todo un cumulo de ejes temáticos”, agregó Jesús Astorga.

Es precisamente gracias a este contenido transmitido en lenguas maternas, que los migrantes mexicanos, radicados principalmente en ciudades estadunidenses como Nueva York, Florida, Los Ángeles y Washington, e inclusive en países como Japón y Noruega, se sienten nuevamente en su tierra.

“Lo que ellos nos piden es primero que se hable en su lengua y segundo que les informemos de sus fiestas, de sus tradiciones, entonces nos piden que las fiestas que se realizan dentro de nuestra área de cobertura, se trasmitan y que enviemos por lo menos un reportero para que ellos estén enterados”, señaló.

En este sentido, Jesús Astorga aseveró que el mayor número de escuchas a través de la plataforma de Ecos Indígenas son los migrantes oaxaqueños que radican en Estados Unidos, quienes, dijo, “son los que más se comunican y ellos nos han dicho que es muy importante que sigamos transmitiendo la música de banda, que sigamos hablando su lengua materna y que difundamos su poesía”.

Co un fuerte tamborazo, culmina la canción y la voz grave de la emisora comienza a recitar un poema oaxaqueño, mientras el joven migrante que la está escuchando en algún lugar del mundo, sonríe mientras inevitablemente, se percata que una lagrima escurre en su mejilla.