La firma aeroespacial Safran inauguró este miércoles su sexta planta en Querétaro y la número 19 a nivel nacional, que estará centrada en cubrir la demanda de piezas para turbinas de aviones en la región de Norteamérica.

El delegado general de la firma de origen francés, Daniel Parfait, dijo que el nuevo complejo, ubicado en el Parque Aeronáutico, tuvo una inversión de 100 millones de dólares y generará más de 200 nuevos empleos en su primer año de operaciones.

Al respecto, el director ejecutivo de la compañía, Philippe Petitcolin, destacó que en México existe un gran potencial, tanto en la generación de negocios como la mano de obra, de ahí la relevancia de instalarse e incluso de incrementar su capacidad productiva.

Esto a pesar de la incertidumbre de los mercados nacional e internacional, incrementada sobre todo por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el proceso electoral mexicano y la Reforma fiscal de Estados Unidos, remarcó.

“En México, tenemos un plus para la implementación de nuestros negocios y apostamos a las nuevas tecnologías”, argumentó el directivo, al enfatizar su confianza en que los asuntos políticos no representan ningún riesgo para la empresa.

Parfait detalló que en esta planta se fabricarán los álabes de ventilador, piezas indispensables para la producción de turbinas de avión, que serán destinadas a la nueva generación de motores Leading Edge Aviation Propulsion (LEAP) que tiene la ventaja de reducir hasta 50 por ciento las emisiones.

El objetivo es alcanzar una producción de 20 mil aspas en los siguientes cuatro años, cuando el número de empleos llegará a 600, y satisfacer una demanda superior a 14 mil pedidos, apuntó.

De acuerdo con cifras oficiales, México se ha consolidado como un líder global en el sector aeroespacial, al tener exportaciones con un crecimiento promedio de 14 por ciento anual durante el período 2010-2016 y en el último año alcanzó un monto de siente mil 164 millones de dólares.

Las importaciones alcanzaron un monto de cinco mil 898 millones de dólares y, por ello, se mantiene un superávit de mil 266 millones de dólares en su balanza comercial durante 2016.

Según estimaciones del Programa Estratégico de la Industria Aeroespacial 2010-2020, coordinado por la Secretaría de Economía (SE), se espera que esta industria registre exportaciones de 12 mil 267 millones de dólares para 2021, con un crecimiento medio anual de 14 por ciento.