Nissan Mexicana considera que el sistema de adquisición de vehículos nuevos a través de arrendamiento empezará a crecer en el país, y este año podría aumentar 16 por ciento, además de que presentará planes de financiamiento para facilitar la compra y renovación de unidades.

“En los últimos años, la colocación que hemos hecho de 10 por ciento de enganche a 72 meses ha crecido de forma extraordinaria. Lo que ha pasado es que la renovación de los vehículos se extiende, pues normalmente era de dos o tres años y ahora es de más tiempo”, dijo el director de NR Finance México, Rafael Portillo.

Y considerando la facilidad que representa el arrendamiento para obtener un vehículo sin enganche y con mensualidades atractivas, la armadora estima crecer este año 16 por ciento, sumado a que en marzo presentará el programa Selectivity By Nissan, el cual tiene características especiales para la renovación en dos años.

En el caso de las unidades para arrendamiento se llegará a clientes como personas físicas con actividad empresarial: pequeñas y medianas empresas o flotillas que pueden adquirir los vehículos a través de un sistema de renta.

Cabe destacar que los vehículos arrendados tienen la ventaja de que los pagos de renta son deducibles fiscalmente; por lo que no representan una descapitalización para quien lo adquiere: no descapitaliza; libera flujo de efectivo para crecimiento u otras inversiones; además de que es posible sustituirlos por nuevos; el manejo de plazo es de acuerdo a necesidades, entre otras ventajas.

El director de NR Financie México, Rafael Portillo, expresó que Nissan Mexicana estima un crecimiento a doble dígito de su división de arrendamiento durante 2018. “Sin duda vamos a crecer a doble dígito”.

En entrevista con Notimex, resaltó que “poco a poco ha crecido la participación del arrendamiento en México en general. También en nuestro caso ha crecido, pero cada vez en la especialización de los producto se han venido colocando más este tipo de producto”.

A ello se suma que en marzo próximo lanzarán un programa denominado Selectivity By Nissan, el cual tiene como característica un enganche atractivo que puede ser del 15 por ciento y el plazo del crédito es a dos años con una tasa competitiva de 9.5 por ciento.

De esta forma, por ejemplo, un Versa que es hoy su vehículo más vendido quedaría en mensualidades de dos mil 131 pesos, pero la característica especial de este sistema, aunque es crédito, no arrendamiento, es que se financiará sólo un porcentaje, que es del 40 por ciento, y el resto, después de dos años, el cliente tiene la alternativa de pagar el valor residual garantizado desde un inicio o venderlo a la agencia y el dinero a favor se toma para renovar un nuevo vehículo.

En ese sentido, insistió que no es un arrendamiento, porque la factura sale a nombre del cliente.