La Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) alertó hoy a la comunidad internacional que el Petro, la criptomoneda impulsada por el gobierno del presidente Nicolás Mauro, es una plataforma para lavar el dinero del narcotráfico y la corrupción en Venezuela.

El grupo con sede en Miami indicó en un comunicado que esta es la forma en que el régimen trata de “evadir las sanciones económicas y el seguimiento que se la hace al dinero producto del tráfico de drogas”.

Veppex señaló que las criptomonedas que aún no tienen una ley que las regule internacionalmente, se basan en la confianza y eso es precisamente lo que menos generan regímenes como el de Nicolás Maduro.

Mencionó que ese régimen precisamente “está siendo aislado internacionalmente por sus prácticas antidemocráticas y su reiterante violación a los derechos humanos de los venezolanos, además de la corrupción y el tráfico de drogas como política de Estado”.

El grupo insistió además en su petición a los países democráticos del mundo de retirar a sus embajadores y romper relaciones económicas con Venezuela, una vez que se realicen “las fraudulentas” elecciones presidenciales adelantadas del 22 de abril próximo.

Con el Petro, el gobierno de Maduro busca impulsar la economía, afectada por la mayor inflación del mundo y escasez de productos básicos, así como evitar las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos.

El Departamento del Tesoro ha advertido que negociar con petros puede suponer una violación a las sanciones impuestas al gobierno venezolano.