El aprendizaje de vocabulario es la técnica más útil al momento de estudiar un nuevo idioma en edad temprana, y para ello las aplicaciones de idiomas para niños tienen la capacidad de aportarles medios dinámicos e interactivos.

Lingokids, la plataforma de idiomas para niños, llevó a cabo un experimento de aprendizaje de vocabulario del idioma inglés con un grupo de 32 niños de cinco años y con un mismo nivel del idioma.

En un comunicado, detalla que en la investigación se usaron técnicas de enseñanza tradicional, como las tarjetas de vocabulario y audios, y también se utilizaron varios minijuegos educativos empleados en la plataforma de idiomas.

El estudio comprobó que los niños tienen mejores experiencias de aprendizaje y retienen el doble de vocabulario con el uso de estas aplicaciones, frente a los métodos de aprendizaje tradicionales.

La educadora infantil y cofundadora de Lingokids, Marieta Viedma, indicó que el factor clave de la rápida adquisición de vocabulario de los niños es la diversión.

“Los videos y los juegos interactivos, además de ser un medio de aprendizaje entretenido, incrementan enormemente la capacidad de atención de los niños, aportándoles motivación y efectividad en el aprendizaje de vocabulario gracias a la participación en la interacción con la palabra”, manifestó.

Además, dijo, con el referido experimento se pudo demostrar que los métodos de aprendizaje con pocas intervenciones de un adulto ayudan a fomentar la independencia, la autonomía y la creatividad de los pequeños.

Indicó que las tecnologías se tornan como una herramienta eficaz para la ampliación de conocimientos o su adquisición por parte de los niños más pequeños, al tener la capacidad de aportarles medios dinámicos e interactivos.

“Con el uso de las apps de idiomas, los preescolares no tienen la impresión ni la carga de estar estudiando o recibiendo más materia. Los niños aprenden mediante juego y exploración y, si les gusta el juego, es una oportunidad para seguir aprendiendo a través de él”, sostuvo Marieta Viedma.