Una mujer que escupió a un policía de Los Ángeles en protesta por el arresto de una pasajera que subió los pies a los asientos, podría enfrentar hasta un año de cárcel, informaron hoy autoridades judiciales.

Selena Lechuga se declaró inocente de un cargo por agresión a un oficial, de acuerdo con Rob Wilcox, vocero de la Procuraduría de Los Ángeles. Inicialmente, Lechuga, de 22 años, fue arrestada bajo sospecha de agresión leve, y el cargo fue presentado hace unos días, señaló su abogada Nana Gyamfi.

Lechuga protagonizó parte de un video que se hizo viral cuando un oficial jaloneó, sacó y arrestó a una joven de 18 años por tener los pies encima del asiento del metro de Los Ángeles, una falta en este servicio.

En el video se ve cómo la joven se resiste al policía que la jalonea en los vagones y ahí es donde Lechuga se suma a protestas de otros ciudadanos, pero va más allá en el reclamo al oficial al burlarse de él, insultarlo y escupirlo.

En respuesta al episodio y en presencia de más de seis oficiales, Lechuga fue arrestada y llevada a la cárcel de Los Ángeles.

Lechuga fue una de las dos mujeres en medio de un polémico arresto en la estación Westlake/MacArthur Park, grabado en un video a fines de enero.

La confrontación comenzó cuando un sargento de la policía angelina se acercó a Bethany Nava, de 18 años, y le ordenó que levantara su pie de un asiento vacío.

Cuando Nava se negó, el sargento la tomó del brazo y la sacó del tren, de acuerdo con el video de espectadores que se publicó en Facebook a principios de este año.

Nava, Lechuga y otros testigos comenzaron a gritar al sargento, alegando que había excedido su autoridad y que era indebidamente rudo con la adolescente.

Cuando la gente protestó, diciendo que la mujer tenía sólo 18 años, él agente respondió de forma enfática: "¡No me importa!".

Nava y Lechuga fueron arrestados en la escena. La adolescente fue citado por conducta ruidosa y bulliciosa en un tren y dejada en libertad. No fue citada ante la corte por violar la regla de colocar su pie en un asiento, la infracción que causó todo el incidente.

Según Wilcox, Nava no enfrenta cargos criminales. El video, que se ha visto más de 14 millones de veces en Facebook, provocó duras críticas contra el Departamento de Policía de Los Ángeles.

Poco antes del incidente, el departamento había lanzado una ofensiva contra las violaciones de conducta en los trenes, que incluyen comer, beber, apostar, tirar basura y colocar los pies o los zapatos en los asientos.

El presidente ejecutivo de Metro, Phil Washington, emitió un comunicado en enero para decir que estaba "decepcionado por la forma en que se agravó la situación" y que el LAPD inició una investigación sobre el uso de la fuerza.

Nava también presentó una demanda contra la ciudad, en la que alegó que se torció la muñeca como resultado de las acciones del sargento.

El abogado de la ciudad ofreció llevar el caso de Lechuga a su programa Neighborhood Justice, que permite a delincuentes no violentos por primera vez enfrentarse a un panel que recomienda servicio comunitario y otra "justicia restaurativa" como alternativa a una audiencia judicial. Ella declinó.

Lechuga no conoce personalmente a Nava, pero decidió involucrarse en la conducta del sargento de policía de Los Ángeles. Gyamfi dijo que no cree que el arresto de Lechuga fuera legal.