La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) y ProMéxico, realizaron un taller sobre apoyos para exportaciones a la Península Arábiga.

El objetivo del encuentro, explicó en un comunicado el banco de fomento, tuvo el propósito de aumentar las exportaciones y promover nuevos negocios para las empresas mexicanas hacia un mercado cercano a los 500 millones de consumidores.

Ejemplo de lo anterior, externó el director general del Bancomext, Francisco N. González Díaz, en el marco de la inauguración del taller, es la mayor presencia de México en la Península Arábiga que se ha intensificado en la actual administración.

Dijo que de 2006 a 2016, la balanza comercial con la región árabe se incrementó 33 por ciento, al pasar de 757 millones de dólares a más de mil millones de dólares anuales.

Por lo mismo y frente al embajador del Qatar, Ahmed Bin Abdulah Al-Kuwari, González Díaz exhortó a los emprendedores y empresarios mexicanos a considerar al Bancomext como un aliado en la aventura de exportar no solo a los países árabes, sino al mundo entero.

Como parte del taller que tuvo lugar en las instalaciones del Bancomext, se expuso también el gran interés que tienen las naciones de Medio Oriente por participar en sectores mexicanos como el de agroindustria, energías renovables y turismo.

Además se destacó el enorme potencial comercial que tienen los países de la Península Arábiga, integrada por 18 economías, y cuyas importaciones totales alcanzan más de 500 mil millones de dólares.

De manera adicional, a los representantes de la Península Arábiga se dejó en claro el enorme interés de México por intensificar la relación con esa región, a la que hasta ahora apuestan más de 450 empresas mexicanas en diferentes rubros con un intercambio comercial que supera los dos mil 790 millones de dólares.