Un cambio fundamental en el nuevo paradigma de justicia que se vive con la implementación de la oralidad es la presencia, cada vez más sólida, de distintas ciencias en el proceso jurisdiccional, dijo el magistrado Álvaro Augusto Pérez Juárez.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX) manifestó lo anterior al encabezar la firma de un convenio de colaboración con autoridades de la Universidad Anáhuac México en la sede del órgano judicial.

El magistrado presidente expuso que dichas ciencias permiten incorporar conclusiones científicas que favorecen la certeza y la confianza social a las decisiones judiciales.

Ante Cipriano Sánchez García, rector de la Universidad Anáhuac México, el magistrado planteó que hoy la justicia vive un cambio paradigmático, el cual se centra en los estudiosos del derecho y enfoques profesionales que fortalezcan sus habilidades para transitar hacia nuevos esquemas de gestión judicial.

Agregó que el TSJCDMX cuenta con la experiencia de magistrados, jueces y funcionarios cuyos compromisos y convicciones en favor de la ciudadanía han permitido avanzar en la consolidación de las reformas de la justicia en diversas materias.

Al referirse al convenio, Pérez Juárez consideró que este suma fortalezas para edificar una justicia al servicio de la sociedad, que haga del Estado de derecho una realidad.

Se refirió a la unión de la Judicatura, la academia y los demás profesionales vinculados con el proceso jurisdiccional, con el propósito de consolidar una cultura jurídica cercana a las personas y sus necesidades de una justicia accesible, transparente y confiable.

Enfatizó que el Tribunal Superior de Justicia celebra generar alianzas con instituciones académicas, ya que el trabajo conjunto robustece el tránsito hacia una nueva visión del derecho y de la impartición de justicia.

En el acto se explicó que mediante el convenio signado se establecen las bases generales de vinculación y cooperación institucional para el desarrollo y planeación de programas conjuntos académicos y de capacitación.

Asimismo, la realización coordinada de proyectos de investigación y demás acciones de divulgación e intercambio en áreas que beneficien a ambas instituciones.

En su oportunidad el rector de la Universidad Anáhuac consideró que con la firma del documento se inicia una etapa de muchos frutos, para que el centro del saber que encabeza aporte conocimientos para una mejor forma de materializar la justicia, cuya constitución es la razón del derecho.

Gracias al convenio firmado, abundó, la Universidad se verá favorecida porque contará con el respaldo de expertos del Poder Judicial, quienes brindarán a los estudiantes conocimientos acerca de nuevas formas de solucionar conflictos, como es el caso de la mediación.