El 66 por ciento de los votantes en Estados Unidos apoya leyes más estrictas en torno a la venta de armas, el mayor respaldo para estas medidas desde que la Universidad de Quinnipiac incluyera esta pregunta en sus sondeos de opinión.

Difundido este martes, el sondeo destacó que solo 31 por ciento de los votantes estadunidenses se opone a contar con leyes más estrictas para la venta de armas en Estados Unidos.

El apoyo a mayores regulaciones es mayoritario incluso entre propietarios de armas, con 50 por ciento a favor contra 44 por ciento en contra; y entre hombres blancos sin título universitario, el 62 por ciento de los cuales apoya mayores controles.

El apoyo para verificaciones universales de antecedentes cuenta por si solo con un apoyo casi universal, con 97 por ciento de los votantes a favor, incluso entre propietarios de armas.

Además, el 67 por ciento respalda una prohibición nacional total a la venta de armas de asalto, como los rifles AK-47. El 75 por ciento considera asimismo que el Congreso necesita hacer más para reducir la violencia armada.

“Si crees que los estadunidenses no se conmueven tras los tiroteos masivos, deberías reconsiderar tu opinión. El apoyo a leyes de armas más estrictas ha aumentado 19 puntos en poco más de dos años”, expresó Tim Malloy, subdirector de encuestas de la Universidad de Quinnipiac.

Malloy añadió que en los últimos dos meses, algunas de las mayores oleadas de apoyo para endurecer las leyes de armas provienen de grupos demográficos inesperados, como votantes independientes y hombres blancos, incluidos aquellos sin título universitario.