El gobierno argentino solicitó hoy a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que sancione a Eugenio Zaffaroni, un juez argentino y miembro del organismo, que advirtió que Mauricio Macri podría terminar su presidencia de manera anticipada.

El canciller argentino Jorge Faurie le envió una extensa misiva a la CIDH para manifiestar de manera oficial el rechazo del gobierno macrista a los dichos de Zaffaroni.

También advirtió que esperaba encontrar “la debida consideración por parte de esa Corte en el marco de la potestad disciplinaria que le es propia".

Zaffaroni, exjuez de la Corte Suprema de Justicia de Argentina y cercano a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, señaló en varias entrevistas su deseo de que Macri, quien termina su mandato el próximo año, “se vaya antes” a través de un juicio político.

También recordó que las medidas políticas, sociales y económicas del macrismo “nunca terminan bien” y las comparó con la histórica crisis de diciembre del 2001 que provocó la renuncia anticipada del entonces presidente Fernando de la Rúa.

"No quiero un 2001, evitemos un desastre de esa naturaleza porque eso es violencia, eso son muertos", dijo el magistrado.

El oficialismo calificó a Zaffaroni como “golpista” y comenzó una campaña para promover incluso su destitución en la CIDH.

En el marco de esa estrategia, el canciller Faurie envió este martes una carta al organismo en la que citó los textuales de las declaraciones del juez y explicó que Macri encabeza un gobierno democráticamente electo que debe ser respetado.

Por otra parte, lo acusó de intervenir en causas que se tramitan en la justicia argentina como la detención de la dirigente social Milagro Sala, quien fue detenida poco después de que Macri asumiera la presidencia.

Agregó que Zaffaroni también ha opinado sobre la causa judicial que se sigue a Fernández de Kirchner y en la que se le acusa de encubrir a iraníes acusados del ataque terrorista que en 1994 sufrió la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

"La actitud asumida por el juez Zaffaroni desprestigia todo el sistema interamericano de Derechos Humanos y ello constituye un motivo de preocupación adicional", consideró el canciller.