El Colegio Nacional del Notariado Mexicano (CNNM) exhortó a protegerse para evitar ser víctima de un fraude inmobiliario al momento de comprar o vender un inmueble, ya que muchas veces no se lleva a cabo el trato frente a un notario.

Entre las recomendaciones que hace el organismo para no caer en una transacción ilegal, está buscar la asesoría de un notario antes de firmar cualquier contrato o comprometerse a la compra-venta de cualquier forma.

En un comunicado, explica que un notario puede confirmar ciertos aspectos básicos del inmueble, como revisar que la persona que vende realmente sea el dueño, si es el único dueño o deberá obtenerse el consentimiento de otros dueños para la transacción.

Además cerciorarse de si está casado por sociedad conyugal o bienes separados, que no exista un juicio testamentario inconcluso o que la propiedad no tenga una hipoteca.

Otra cuestión es revisar la situación jurídica del inmueble y, dependiendo de la legislación local, tramitar las constancias que acrediten que el inmueble está libre de gravámenes y al corriente en el pago de sus contribuciones como predial y agua.

Un aspecto más es verificar que los agentes inmobiliarios sean auténticos y confiables, pues éstos deben registrar su contrato de adhesión ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para comercializar un inmueble, y es bueno asegurarse de que exista este registro antes de tomar cualquier decisión.

También se debe investigar al desarrollador inmobiliario, si existen quejas en la Profeco por retraso en la entrega y en el cumplimiento de compromisos; se encontrará el listado de compañías y servicios inmobiliarios que han recibido quejas en burocomercial.profeco.gob.mx

El notario también puede asegurarse de la identidad de un vendedor y del comprador, tomando las medidas señaladas por la ley; es importante no escatimar en precauciones.

Ello, debido a que existen casos en los que las personas “roban” una identidad y obtienen mediante falsificación actas de nacimiento, Clave Única de Registro de Población e identificaciones oficiales con las que pueden lograr engañar incluso a notarios y autoridades.

En cuanto a terrenos baldíos, los cuales son los favoritos de los defraudadores, se debe investigar bajo qué circunstancias adquirió el lote, realizar todos los pagos con cheques para abono en cuenta o transferencias, y asegurarse de que tenga una oficina o un lugar donde se le pueda localizar.

El CNNM también recomienda comprobar el estado real del inmueble, acudiendo con un especialista que pueda revisar las tuberías, el cableado eléctrico e instalaciones de gas para evitar vicios ocultos.

Otro de los problemas que pudieran surgir es el lavado de dinero, por lo que también se deberá investigar al comprador.

Una vez indagado y comprobado todo lo anterior, el siguiente paso tras haber comprado el inmueble, es escriturar la propiedad lo antes posible, de preferencia al hacer el pago, pues es la forma más segura de comprobar la propiedad de un inmueble, y no escriturar es riesgoso puesto que los contratos privados o poderes no son soluciones a largo plazo.

En este punto es de suma importancia utilizar formas de pago seguras como transferencias o cheques certificados, y ocupar el terreno o inmueble de inmediato, debido a que dejarlo solo por largo tiempo incrementa el riesgo de verse sujeto a un fraude.