El ITESO desarrolla soluciones inalámbricas que permiten conocer la calidad del aire, la temperatura, la humedad del suelo y riesgos de enfermedad de los árboles o de incendio, para evaluar el estado del ambiente y tomar decisiones a su favor.

El académico del Departamento de Electrónica, Sistemas e Informática (DESI) del ITESO, Luis Eduardo Pérez Bernal, agregó que lo anterior lo llevan a cabo con el Proyecto de Aplicación Profesional (PAP) 'Vida digital'.

Detalló que la colocación de sensores para medir la calidad del aire en el campus, en las inmediaciones del Bosque La Primavera y en algunos puntos de la zona metropolitana de Guadalajara, así como el uso de drones para detectar zonas que puedan incendiarse, son algunas de las acciones que el ITESO ha llevado a cabo con el PAP.

Precisó que el PAP, que se imparte desde 2014, coordinado por él y asesorado por el profesor del DESI, Jorge Pardiñas, integra varios ejes de acción.

Dijo que uno de ellos está relacionado con las ciudades inteligentes, concepto que implica la interacción entre diferentes disciplinas para resolver necesidades concretas mediante la recolección de datos que se pueden consultar vía internet, y la interpretación de los mismos.

Añadió que en el PAP han participado más de 50 alumnos de las ingenierías en Sistemas Computacionales, Electrónica, Seguridad Informática y Redes, y Ambiental, así como de la Licenciatura en Diseño y de intercambio académico, provenientes de la Universidad de Málaga, España.

Explicó que a partir de los datos recabados e interpretados, la intención es que se tomen decisiones, por ejemplo, tratar un árbol, en el caso de que presente alguna enfermedad, la cual se puede determinar por la humedad del suelo.

Resaltó que el principal eje del proyecto es la sustentabilidad, del cual se han derivado acciones orientadas al cuidado ambiental en colaboración con diferentes dependencias de la universidad como la Oficina de Servicios Generales y los departamentos del Hábitat y Desarrollo Urbano, y el de Procesos Tecnológicos e Industriales, así como la asociación civil Anillo Primavera y el PAP del mismo nombre.

Destacó que la biodiversidad del campus (3 mil 733 árboles de cerca de 254 especies diferentes) permite que el ITESO sea un laboratorio viviente donde se pueden medir indicadores como la temperatura o la humedad de los árboles, proyectos por los que el gobierno de Jalisco le otorgó a la universidad la certificación de Living Lab.

Señaló que los sensores colocados principalmente en el suelo donde están los árboles del ITESO miden la cantidad de ozono, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno, dióxido de carbono y ozono, así como la humedad relativa y temperatura.

Manifestó que los sensores instalados en la planta de tratamiento de agua del campus miden el pH, acidez o alcalinidad, y la temperatura, entre otros indicadores.

Indicó que por ahora las tecnologías más utilizadas en el proyecto son el llamado Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), que permite la interconexión y el intercambio de datos entre los sensores que se han colocado en el campus, en el Bosque La Primavera y en zona metropolitana, y drones para la captación de imágenes.

Mencionó que la red de sensores cuenta con cuatro nodos ubicados en las afueras de la Biblioteca Dr. Jorge Villalobos Padilla, SJ; entre los edificios A y B, en el Edificio T y en la planta de tratamiento de agua.

A su vez el profesor Jorge Pardiñas expresó que con los sensores colocados en el suelo se pretende "recolectar la información de la humedad del suelo del ITESO, así es posible identificar los riesgos de enfermedad que pudieran enfrentar los árboles".

Comentó que durante el ciclo escolar Primavera 2018 se continuará con la colocación de sensores fijos para abarcar más espacio en las mediciones.

Apuntó que en los terrenos que el ITESO tiene en el Bosque La Primavera, este semestre se colocarán sensores en la parte baja del predio para medir la humedad y temperatura del suelo.

"Esto se hará con la finalidad de ver si las estrategias de conservación que se han estado implementando en el predio son las adecuadas".

Explicó que este trabajo se hace en conjunto con el proyecto 'Evaluación de variables ambientales en los polígonos del ITESO en el Bosque La Primavera', que se desarrolla desde el Departamento de Procesos Tecnológicos e Industriales (PTI) de la universidad.

Por su parte la coordinadora del PAP, Sandra Valdés, aseguró que se continuará con el análisis de los datos extraídos por los sensores ya instalados en el bosque, además se instalarán seis más.

Adelantó que se trabaja con otros PAP orientados a la conservación del bosque, entre los que se encuentran 'Bosque-escuela' y 'Vida digital'.

Agregó que una de las acciones que ya da resultados es el monitoreo de fauna en el bosque, "logramos captar y registrar el paso del puma, fueron tres ocasiones el año pasado y fueron tres especies distintas de puma en fechas distintas, la última de ellas fue el 8 de noviembre".

Añadió que otra tecnología utilizada en el proyecto, con la cual también se experimentará este semestre, son los drones, ya que estos permiten hacer una recuperación de las características del suelo.

"Con el dron usamos la fotogrametría, al procesar las imágenes se buscan las zonas verdes y aquellas que son proclives a incendios, la interpretación de los datos de las imágenes la harán académicos del PTI".

Detalló que lo que pretenden es obtener información del estado de la zona para evaluar si el trabajo que se hace en materia de recuperación es adecuado, si la regeneración del suelo es acertada en cuanto a los nutrientes.

Subrayó que los proyectos del PAP 'Vida digital' no se limitan a las inmediaciones del Bosque La Primavera y en el campus, también tienen incidencia en otros puntos de la zona metropolitana de Guadalajara.

Informó que se cuenta con sensores que miden la calidad del aire en la zona bajío, en el cerro del Tepopote, en Tala, en las inmediaciones del Estadio de Chivas, en Las Águilas y en Toluquilla.

Además, desde el PAP se colabora en el proyecto Sistema de pronóstico de la calidad del aire de la zona metropolitana de Guadalajara: diseño e implementación de sensores para Internet de las Cosas, que depende del PTI.

Dijo que en Toluquilla se cuenta con un nodo, cerca de donde la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) tiene una unidad de medición, con la intención de comparar y complementar los datos captados por el organismo gubernamental.

"De los sensores utilizados en los distintos ejes de acción, algunos son comerciales y otros desarrollados desde el PAP, y hay planes para incorporar a estudiantes de Ingeniería Mecánica para diseñar y aumentar las funciones de los drones con los que trabajan", finalizó.