La criptomoneda venezolana petro, respaldada por barriles de petróleo, nacerá muerta por su inconstitucionalidad, alertó hoy la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (Congreso).

El gobierno se prepara para lanzar la divisa digital al mercado, en una preventa de un mes que arrancará este martes, con un monto de 38.2 millones de petros, de un total de 100 millones que serán emitidos.

El presidente la Comisión de Finanzas, Rafael Guzmán, señáló que el petro no es una criptomoneda, sino una deuda que emite el gobierno. Además, dijo que es inconstitucional por la falta de aval legislativo.

"El gobierno lo plantea como una criptomoneda, pero no es una criptomoneda, es una deuda. El petro nace muerto, es inconstitucional, es ilegal. El gobierno está endeudando el futuro de Venezuela. Hacemos esta advertencia a horas de la preventa de esa cosa”, señaló.

Guzmán aseguró en rueda de prensa que la criptomoneda comenzará a ser vendida a partir de mañana, con una tasa de cambio que será de alrededor de 60 dólares, la cotización del barril de petróleo venezolano.

"De los 100 millones en petros, van a sacar en preventa supuestamente 38 millones, los cuales van a tratar de vender en descuento con un precio muy por debajo de su valor", indicó.

A partir del 20 de marzo próximo comenzará otra fase, en la que se pondrán a la venta 44 millones de petros a ciudadanos y empresas.

"Mañana nacerá otra referencia para el dólar en Venezuela. El petro influirá en referencia del dólar. Todos sabemos que necesitamos un nuevo marco monetario en el país porque el gobierno acabó con el bolívar. Pero con petro sólo se agrava el problema", opinó sobre la devaluación y la hiperinflación que han pulverizado el bolívar.

Añadió que el gobierno planea usar la criptomoneda para obtener capitales frescos ante las sanciones financieras aplicadas a Venezuela por Estados Unidos, pero puso en duda que funcione.

Guzmán recordó que las deudas que emita el Estado deben ser aprobadas por la Asamblea Nacional, que está bajo control de la oposición, un paso que el gobieno obvió acusándola de desacato.

La divisa digital estará respaldada por reservas petroleras de un campo de la llamada Faja del Orinoco, en el oriente del país. El yacimiento tiene reservas estimadas en cinco mil millones de barriles.