El presidente de la Cámara de Diputados, Edgar Romo García, aseveró que las naciones aliadas buscan apoyos solidarios y reafirmó “un rotundo no a las barreras entre los pueblos”.

Al inaugurar en el Palacio Legislativo de San Lázaro la XXI Reunión Interparlamentaria México-Canadá, aseguró que ese encuentro, además de fortalecer los lazos de amistad, es un espacio para contribuir a la estabilidad y a la prosperidad de las dos naciones mediante el diálogo parlamentario.

Por ello, convocó a “consolidar nuestra hermandad para demostrar en hechos que nosotros apostamos por un mundo humano, de naciones aliadas que buscan apoyos solidarios y recíprocos para tener crecimientos compartidos”.

Destacó que la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es una oportunidad para los tres países de la región y un tema obligado en el marco de esa reunión.

“México insistirá en trabajar un acuerdo moderno, justo y recíproco que impulse a nuestra región a seguir generando empleos y prosperidad. Sabemos que Canadá comparte esta posición”, enfatizó el legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Romo García resaltó que la negociación de dicho acuerdo avanza de manera “seria y profesional, pues nuestros países han acordado seguir trabajando para lograr una actualización benéfica para las tres naciones con enfoque de ganar-ganar-ganar”.

Refirió que la próxima semana se celebrará en México la séptima ronda de negociaciones del TLCAN y “mantendremos la confianza de que nuestras naciones seguirán encontrando en el diálogo el camino para generar los mejores acuerdos para todos”.

Por último, Romo García reiteró su convicción de que México y Canadá seguirán privilegiando el diálogo constructivo como vía para lograr la modernización de un acuerdo que se traduzca en mayor competitividad regional.