El Sindicato Nacional Minero Metalúrgico (Frente) descalificó la candidatura al Senado de la República de Napoleón Gómez Urrutia por parte del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

“No es posible que Andrés Manuel López Obrador, un candidato presidencial que se dice de izquierda, arrope a un pseudo dirigente como Gómez Urrutia, que se apropió de 55 millones de dólares de un Fideicomiso Minero que pertenece a 20 mil mineros, dinero del que aún no ha dado cuentas claras ni explicación alguna sobre su paradero”, aseveró Carlos Pavón Campos, secretario general del gremio.

Con esta candidatura al senado para el exdirigente minero, López Obrador manda un mensaje de impunidad a la sociedad, un salvoconducto para alguien que se ha dedicado a golpetear y saquear a los mineros, opinó el dirigente sindical.

Según Pavón Campos, a la fecha miles de mineros no han recibido su parte correspondiente de los 55 millones de dólares que forman parte de un Fideicomiso Minero creado en noviembre de 1988 después de la privatización de varias empresas, entre ellas, Mexicana de Cobre, Mexicana de Ácido Sulfúrico y Carbonífera Nueva Rosita, a la que pertenecía la sección 13 de Pasta de Conchos.

Además, agregó, a los deudos de la tragedia de Pasta de Conchos, Gómez Urrutia dejó en el desamparo luego de aquella explosión que provocó la muerte de 65 mineros en febrero de 2006.

Recordó que este lunes se cumplen 12 años de aquella tragedia y desde entonces Gómez Urrutia utiliza las muertes de los 65 mineros y el dolor de los deudos como una bandera política, pero nunca hizo nada por evitar aquella tragedia de la que fue corresponsable como en su momento lo señaló una recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

El dirigente del Frente destacó que Gómez Urrutia no representa a los mineros, pues se impuso a base de terror en el sindicato.