El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) indicó que los precandidatos a cualquier cargo de elección popular tienen prohibido participar en debates, mesas de análisis, mesas redondas cuando sean invitados dos o más aspirantes, así como tampoco llamar al voto.

Así respondió la autoridad electoral a los cuestionamientos formulados por los Partidos del Trabajo y Morena respecto a lo que está permitido y prohibido para los precandidatos o candidatos presidenciales y a otros cargos de elección durante la llamada intercampaña que va del 12 de febrero al 29 de marzo.

En la segunda sesión extraordinaria de este lunes, precisó que un precandidato puede ser invitado a debatir temas generales, no sus propuestas de campaña, con académicos, investigadores, analistas, conductores, presentaciones o ferias de libros, siempre y cuando no asistan otros aspirantes al mismo cargo, así como tampoco se difunda la plataforma de partido o se hagan llamados al voto.

En el acuerdo avalado por mayoría se indica que quienes serán candidatas y candidatos no podrán realizar actos de proselitismo, tales como reuniones públicas, asambleas, marchas o eventos de otra naturaleza, en donde se promuevan ante el electorado.

Asimismo, no podrán hacer un llamado expreso e inequívoco al voto en favor de ellos o en contra de otra fuerza política o candidatura, por cualquier medio de difusión.

En ese sentido, los candidatos sí pueden asistir a eventos privados y a reuniones en las que expongan temas generales y de interés público, siempre y cuando no llamen al voto, ni realicen actos anticipados de campaña, de lo contrario podría sería considerado como tal y ser sancionado incluso con la pérdida del derecho de registro de su candidatura.

Respecto al tema de entrevistas a medios de comunicación por parte de los candidatos, en el periodo de intercampaña, el INE indicó que pueden plantear posiciones sobre temas de interés público, aunque no podrán realizar ningún tipo de afirmación o de acción encaminada a obtener seguidores para su causa.

En redes sociales, se señala que es válido que se incluyan referencias a cuestiones de interés general y con carácter informativo, mientras no se haga uso explícito de llamados a votar a favor o en contra o referencias expresas a candidatos y plataforma electoral del partido político que difunde el promocional.

“No debe hacer mención ni identificar a un candidato o partido político a fin de posicionarlo de forma negativa o positiva, es decir, hacer propaganda a favor o en contra de algún partido político o candidato”.

Respecto al tema de su participación en eventos en el extranjero, tampoco podrán hacer un llamado expreso e inequívoco al voto en favor de ellos o en contra de otra fuerza política o candidatura por cualquier medio de difusión, ya que podría ser considerado un acto anticipado de campaña.