Investigadores de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia (UN), sede Medellín, crearon un accesorio para celular que mide clorofila en plantas, hecho con plástico biodegradable obtenido de harina de maíz.

Para la fabricación del dispositivo, se utilizó una impresora 3D, el cual pesa 35 gramos y ocupa seis por ciento del área del celular.

El accesorio utiliza un sensor óptico, diferente al de la cámara que tiene la mayoría de los teléfonos móviles, sobre el cual se pone la hoja de la planta, destacó UNAM Global.

De acuerdo con el texto, sobre ella queda el bombillo led del dispositivo, cuya luz absorbe la clorofila, pigmento de las hojas y los tallos encargado de la fotosíntesis, e indicador de bienestar de los cultivos.

"Cuando el sensor recibe menos luz es porque la hoja absorbe más, lo que indica que tiene más clorofila. Asociado con ésta hay más del 60 por ciento del nitrógeno de las plantas", explicó Juan Carlos Pérez Naranjo, coordinador del Laboratorio de Microbiología del Suelo de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia (UN), sede Medellín.

La lectura de datos se lleva a través de una aplicación móvil desarrollada para el accesorio. En el teléfono celular se muestran cifras de intensidad de luz en luxes, medida de luminosidad, y la información que se puede guardar es ilimitada.

Los resultados arrojaron que llegan a almacenar hasta 30 mil datos, mismos que se pueden descargar para la elaboración de gráficas para análisis posteriores.