Las ventas de la compañía de autopartes Rassini registraron un crecimiento de 11 por ciento en 2017 respecto al año inmediato anterior, al ascender a 18 mil 104 millones de pesos.

De acuerdo con su reporte financiero, los ingresos de la empresa fueron impulsados por una mayor demanda de sus productos, ganancias en participación de mercado en los segmentos de suspensión y frenos, además del inicio de producción de contratos obtenidos en años anteriores.

“La distribución de ventas entre los dos mercados en los que Rassini opera es de 90 por ciento en Norteamérica y 10 por ciento en Brasil, lo que representa un aumento en la participación brasileña como resultado de su recuperación económica y de la industria automotriz”, precisó.

El documento enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) señala que el año pasado su flujo operativo (Uafirda) se ubicó en tres mil 366 millones de pesos, un crecimiento de 6.0 por ciento, mientras que su utilidad neta alcanzó los mil 475 millones, lo que significó un crecimiento de 3.0 por ciento comparado con el mismo periodo del año anterior.