El presidente del Senado de la República, Ernesto Cordero Arroyo, alertó a los legisladores canadienses a no caer en la trampa de firmar un acuerdo bilateral con Estados Unidos, pues "es un asunto de tres y nos ha ido bien a los tres”, refiriéndose al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Para México no vemos una negociación bilateral con Estados Unidos. Para nosotros es un acuerdo trilateral y yo los invito a que ustedes tampoco caigan en la tentación y en la trampa de negociar bilateralmente un tratado con Estados Unidos”, indicó el legislador.

En la apertura de los trabajos de la XXI Reunión Interparlamentaria México-Canadá, efectuada en la sede de la Cámara de Diputados, el legislador del Partido Acción Nacional (PAN) indicó que México es un país confiable y respetado a nivel internacional.

“Nuestra economía pasó de ser exportadora de petróleo en un 80 por ciento; y hoy el 80 por ciento de nuestras exportaciones son manufacturas de alta tecnología y de media tecnología” y, según el panista, "esa prosperidad económica que hemos generado fuimos capaces de traducirla en mejores condiciones de vida para todos”.

“Fuimos capaces de darle la vuelta, y eso gracias al Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Esa prosperidad económica que hemos generado fuimos capaz de traducirla en mejores condiciones de vida para todos. No hay un solo indicador de política pública en México que no haya mejorado en los últimos 35 años”, aseguró.

Insistió en que hoy se puede decir que la economía mexicana es una economía emergente potente, reconocida en el mundo, cuya opinión es escuchada en todos los foros internacionales, por lo que “hoy tenemos uno de los sistemas financieros mejor capitalizados, mejor supervisados y mejor regulados del mundo”, enfatizó Cordero Arroyo.

De acuerdo con el legislador, no hay un solo indicador de política pública en el país que no haya mejorado en los últimos 35 años y mencionó que cualquier indicador de educación, de salud y de dotación de servicios básicos ha mejorado notablemente en México.

“Fuimos capaces de poner orden en la casa, poner en orden la economía; pero, además, mejorar las condiciones de vida en estos últimos 35 años”, sostuvo.

“Mexicanos y canadienses queremos un Tratado de Libre Comercio moderno, justo y recíproco”, señaló la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte, Marcela Guerra Castillo, al tiempo que aseguró que México y Canadá tienen una responsabilidad común que pretende proteger los intereses compartidos como socios económicos y aliados.

Guerra Castillo consideró que ambos países no pueden permitir que se restrinja el acceso a mercados para sus productores, pues la integración de cadenas de valor entre ambas naciones es de tal magnitud que es preciso abogar por el fortalecimiento de los vínculos productivos.