Siete jóvenes científicos, dos de ellos de la UNAM, con una sólida trayectoria en el país en las áreas de física, matemáticas y ciencias químico-biológicas, fueron distinguidos con las Cátedras de Investigación Marcos Moshinsky, que reconocen e impulsan a científicos en diversas áreas del conocimiento para continuar con sus proyectos innovadores.

En un comunicado, la máxima casa de estudios informó que los universitarios que recibieron las cátedras en su edición 2017 fueron: Carlos Gershenson García, del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS), en el área de Matemáticas, e Isaac Pérez Castillo, del Instituto de Física (IF), en la categoría de Ciencias Físicas.

Indicó que las Cátedras fueron instituidas en 2011 y, desde entonces, la Fundación Marcos Moshinsky (FMM), en colaboración con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la UNAM, ha reconocido la carrera y aspiraciones científicas de 42 investigadores mexicanos en honor a Marcos Moshinsky, prolífico investigador, docente universitario y pilar de la física en México.

El director del IF, Manuel Torres Labansat, destacó que la entrega de las Cátedras es una tradición y mencionó que la obra de Moshinsky, considerado un científico y académico universal, es inmensa no sólo para la física, sino para la ciencia mexicana en general.

Guillermo Monsiváis Galindo, investigador del Instituto de Física y presidente de la fundación, exhortó a los galardonados a continuar con su carrera y contribuir al enriquecimiento de la ciencia, “como lo soñó Marcos Moshinsky”.

El propósito es lograr que la existencia de estos reconocimientos no sea efímera y se establezcan como algo sistemático, expresó.

Moisés Moshinsky, integrante de la FMM, mencionó que este galardón no sólo distingue a los jóvenes investigadores, sino también a las instituciones académicas para las que laboran.

También fueron seleccionados, en el área de Física, Gerardo Miguel Odriozola Prego, de la Universidad Autónoma Metropolitana unidad Azcapotzalco, y Gerardo Ramos Larios, de la Universidad de Guadalajara.

En la categoría de Ciencias Químico-Biológicas fueron reconocidas Clelia de la Peña Seaman, del Centro de Investigación Científica de Yucatán; Reyna Natividad Rangel, de la Universidad Autónoma del Estado de México, y Vanesa Olivares Illana, de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.