La diputada federal Carmen Victoria Campa Almaral pidió que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y a la Secretaría de Salud emitan una normatividad que establezca los parámetros lácteos en la elaboración de quesos, para evitar cuadros de alergia.

La también secretaria de la Comisión de Seguridad Social en San Lázaro indicó que en México se fabrican quesos con exceso de almidones y con grasa vegetal, en sustitución de la grasa butírica de la leche, sin que los fabricantes lo aclaren.

“Esto pone en peligro a personas con cuadros de alergia a los lácteos, ya que al comprar un producto que omite aclarar la cantidad de leche o sustitutos que utiliza, así como de si se trata o no de un queso que se pueda ostentar como tal, niega al consumidor la posibilidad de conocer lo que realmente adquiere”, apuntó.

La legisladora de Nueva Alianza señaló que desde su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) en 2010, la Norma Oficial Mexicana NOM-243-SSA1-2010 para productos y servicios derivados de la leche, fórmula láctea, producto lácteo combinado y derivados lácteos, no específica que en el caso del queso se exija que cuenten con un porcentaje mínimo de proteína de leche.

“Dicha NOM contiene parámetros generales sobre los estándares de calidad en ese aspecto, pero no hace obligatorio incluir porcentajes mínimos. Derivado de diversos estudios de calidad y debido a incumplimientos de este tipo de regulación, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha señalado también la necesidad de emitir una nueva normatividad”, agregó.

Campa Almaral dijo que esa situación impacta la salud de los mexicanos, ya que con base en cifras de la Secretaría de Salud, 40 por ciento de la población padece algún tipo de alergia, siendo la de tipo alimentaria una de las principales y que provocan trastornos graves, incluso si los productos se consumen en pequeñas cantidades.

Por ello, consideró imprescindible que las sustancias que pueden provocar alergias y sus derivados estén claramente identificados en la información que llega al consumidor.