De acuerdo con la edad y las características de cada persona se puede analizar el tipo de seguro y condiciones que le conviene adquirir, ya sea contra accidentes, autos o durante un viaje, de acuerdo con Chubb.

La compañía de seguros de propiedad y responsabilidad civil expuso que desde el punto de vista financiero, es mejor opción contar con un seguro que intentar hacer frente a todos los incidentes y gastos uno por uno, según se presenten.

Datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) arrojaron que tres de cada cuatro autos no están asegurados, y del total de la población, sólo 7.0 por ciento cuenta con seguro médico.

Lo anterior, dijo, se debe a la idea de que mientras se es joven no es necesario contar con una póliza de ningún tipo, lo mismo ocurre con los autos o la salud.

En ese sentido, Chubb recomendó informarse para qué sirve cada seguro y conocer sus beneficios; como la póliza de vida que sirve para amparar a la familia, ya que, si la persona llega a fallecer o sufre un accidente incapacitante, dejará protegidos a sus seres queridos.

Mientras que los seguros de accidentes y de salud son diferentes, ya que se puede optar por proteger contra accidentes, durante un viaje o para males puntuales; se puede saber cuál conviene, según la edad y otras características personales.

En tanto, los seguros de autos y hogar son patrimoniales, lo cual implica esfuerzo, tiempo y trabajo; si se cuenta con un auto, es obligatorio considerar la responsabilidad civil y el daño a terceros, por lo cual es importante tener una cobertura amplia que proteja en caso de accidentes, o incluso la pérdida total o el robo.

Respecto a casas y departamentos es diferente, dado su valor y lo que representan para toda la familia. En México, un país proclive a los desastres naturales, sólo 5.0 por ciento de las casas está asegurada, según la AMIS, tal vez por la poca difusión o por su aparante alto costo, por lo cual también es necesario proteger, finalizó.