La joyería Cano, especializada en el diseño de esculturas precolombinas, reabrirá nuevamente sus tiendas en México en la estrategia de aumentar sus exportaciones, informó el directivo de la firma, Eduardo Cano.

Indicó que trabajan para regresar al mercado mexicano, donde la marca fue conocida durante más de 10 años a través de franquicias y subrayó que “hoy no tenemos presencia importante en México y el objetivo es volver a este mercado donde la marca y la joyería ya la conocen".

Explicó que las ventas al exterior de sus joyas “representan un poco menos del 10 por ciento las exportaciones de la joyería y esperamos que en los próximos dos años estemos en un 30 por ciento. El 90 por ciento de las exportaciones van a Europa, principalmente a España”.

En América Latina, Costa Rica es “uno de nuestros principales mercados pero el proyecto es volver a México, por varios años fue nuestro principal mercado para exportar”.

Eduardo Cano, dijo que para competir en el mercado internacional y darle nuevo valor agregado a la Joyería Cano, contrató la asesoría de la reconocida diseñadora Paula Mendoza, con sede en Nueva York, que coloca sus joyas en firmas destacadas como Bergdorf Goodman, Saks Fifth Aveneu y Net-A-Porter.

Con la asesoría de Mendoza, “apostamos a demostrar la importancia de una joya en el mundo del arte, la pintura y la escultura. Encontrar el valor emocional, experimentar cómo enriquece el espíritu de quien la luce y lo fácil que puede ser adquirirla, para usarla o para obsequiarla, cuando se descubre el verdadero tesoro que está en su esencia. En resumen: vivir una joya y enseñar a vivirla”.