López Obrador no se quiere arriesgar a contrastar porque sabe lo ignorante que es y lo frágil de sus propuestas, de manera que tiene gran desventaja frente a la preparación que José Antonio Meade demostrará en las campañas, aseguró Javier Lozano, vocero de este último candidato presidencial.

Consideró que en la siguiente etapa del proceso electoral: las campañas, los mexicanos descubrirán quién es quién, a través de las ideas y cómo se les da sustento a estas, porque se trata de ofrecer argumentos y no ocurrencias como las de Andrés Manuel López Obrador.

“Y si dudamos si acaso que es capaz de implementar estas incoherencias, tan solo hace falta ver la última que hizo poniendo en la lista única al Senado de la República plurinominal a Napoleón Gómez Urrutia, quien ni si quiera vive en México, desde que sucedió lo de Pasta de Conchos se fue a Canadá”, dijo en entrevista radiofónica.

Al respecto señaló que Gómez Urrutia se ha destacado por “su chantaje, extorsión y manipulación, quien nunca fue un trabajador minero, además de que se le acusa de haber desviado 55 millones de dólares para su beneficio de un fideicomiso que estaba destinado para trabajadores”.

Para Lozano Alarcón resulta incoherente que un candidato hable al electorado, por un lado, sobre una pretensión de acabar con la corrupción, y por otro, se relacione con Elba Esther Gordillo, quien se opone a la reforma educativa y con Napoleón Gómez Urrutia. “Con esto estamos abarcando el apartado a y b de lo peorcito del sindicalismo mexicano”.

También cuestionó estas relaciones: “Hay que preguntarse por qué ahora se hacen estas alianzas, si acaso López Obrador quiere financiamiento para su campaña o movimiento territorial, ¡esto es grave!”, expresó.

Agregó que, por su parte, Meade se prepara para brindar lo mejor para el siguiente paso y a pesar “del absurdo periodo de intercampaña, si queremos cambiar las cosas hay que hacerla por la vía legislativa, pero con estas reglas y estas normas vamos a jugar y vamos a ganar".

En este contexto destacó la presencia de liderazgo del candidato a la Presidencia de la República por el PRI, con el evento de su toma de protesta, que tuvo lugar ayer domingo en el Foro Sol en la Ciudad de México.

“Objetivamente sí se vio la presencia de liderazgos, hubo cerca de 30 mil asistentes. Mucha unidad y color".