La cinta "La maldición de la casa Winchester" con la participación de la actriz Helen Mirren, quien interpreta a Sarah Lockwood Pardee, la viuda millonaria del creador del rifle Winchester que ha causado millones de muertes alrededor del mundo, llega este 22 de febrero a las salas de cine de Colombia.

Esta es una historia inspirada en hechos reales cuyo escenario es una casa con más de 500 habitaciones que alberga almas, demonios y entidades que Sarah aseguraba la perseguían por la invención de su esposo.

La película fue dirigida por los hermanos Michael y Peter Spierig, quienes han sido reconocidos por sus filmes de terror al haber estado a cargo de la última entrega de "Jigsaw", "Predestinación", "Los no muertos", entre otras películas.

Junto a la legendaria Helen Mirren ("La Reina", "Ojo en el cielo") se encuentran actores como Jason Clarke ("El amanecer del planeta de los simios", "La noche más oscura") y Sarah Snook, quien ya había estado bajo la dirección de los Spierig en "Predestinación".

La maldición de la casa Winchester cuenta la historia de Sarah Lockwood Pardee (Helen Mirren) que adquiere el apellido Winchester al casarse con William Winchester.

Ella se siente culpable por los millones de muertes que causa diariamente la invención de su esposo: el rifle Winchester, un arma que tuvo un papel relevante en la guerra civil estadunidense. Las ventas de este rifle hicieron que ella heredara el imperio más grande de armas del momento, acumulando una gran fortuna.

Al quedar viuda y perder a su única hija, Sarah Winchester se sumerge en un duelo profundo y consulta a un medium quién le asegura que la acechan los espíritus de las víctimas del rifle Winchester.

El personaje, buscando la paz, decidió comprar una granja al sur de California donde gastaría gran parte de su herencia en construir una mansión con cientos de cuartos, los cuales serían el refugio de las almas de los millones de víctimas de este rifle. Sara Wincherster se convirtió así en la guardiana de la casa más embrujada de la historia en el mundo.

Vestida siempre de negro, Sarah Winchester construye esta casa con sus propias manos, al tiempo que crecen los mitos alrededor de esta mansión. Millones de personas van anualmente a San José, California, para visitar la Casa Winchester.