La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) desmanteló un campamento de pescadores y aseguró tres embarcaciones menores, por realizar actividades de pesca prohibidas dentro de la zona del Área Natural Protegida Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado.

En un operativo intersecretarial, personal de la Procuraduría, en coordinación con la Secretaría de Marina (Semar), Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Gendarmería y la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), implementaron un operativo de vigilancia aéreo, terrestre y marítimo.

Inspectores de la Profepa, a bordo de embarcaciones tipo Defender, Patrullas Interceptoras, Patrulla Oceánica, un helicóptero tipo MI y vehículos todo terreno de la Armada de México y de la Sedena detectaron las embarcaciones sin nombres ni matriculas legibles, y el campamento.

Solicitaron a las tres embarcaciones menores se detuvieran para verificar su actividad, sin embargo sus tripulantes decidieron huir.

Tras una persecución, fueron alcanzados y trasladados al puerto de San Felipe, Baja California, para realizar las actuaciones legales correspondientes.

Durante el aseguramiento de la primer embarcacion sin nombre ni matrícula legible, de 26 pies de eslora, con un motor fuera de borda de 200 caballos de fuerza, no se le encontraron redes, ya que las tiraron al mar, al momento de la persecución.

El segundo aseguramiento se refiere a la embarcación menor sin nombre ni matrícula legible, de 26 pies de eslora, con un motor de 200 caballos de fuerza, la cual también efectuaba pesca ilegal dentro del Área Natural Protegida Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado.

En el caso de la tercera embarcación menor sin nombre ni matrícula legible, de 26 pies de eslora, con un motor de 150 caballos de fuerza, al momento de la inspección le fue encontrado un chinchorro camaronero de dos pulgadad tres cuartos de luz de malla, de 200 metros de longitud.

Todas las embarcaciones carecían de las autorizaciones emitidas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat9, para realizar actividades de aprovechamiento extractivo de pesca comercial en el interior de la citada Reserva de la Biosfera.

Las embarcaciones fueron aseguradas por la Profepa y la Conapesca y llevadas al muelle del Puerto de San Felipe, en Baja California, para iniciar procedimiento administrativo y determinar las sanciones correspondientes.