En franca evolución y acorde con los tiempos modernos, la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) sostiene un ambicioso proyecto que busca llevar sus publicaciones a la lectura electrónica, exportarlas al mundo y difundirlas de un modo masivo, todo ello, sin dejar de hacer libros impresos ni descuidar su rica tradición de editorial abierta y plural.

Así se expresó el escritor, traductor, crítico y editor mexicano Bernardo Ruiz (Ciudad de México, 1953), quien ha incursionado con éxito en diversos géneros como cuento, poesía, ensayo, novela y teatro, y actualmente es director de Publicaciones y Promoción Editorial de esa casa de estudios, al hacer un balance de lo hecho y lo que viene a continuación.

Durante una entrevista con Notimex, explicó que el proyecto da continuidad a la idea original del doctor Fernando Salmerón, quien fue rector de la Universidad Veracruzana (UV) y de la UAM, instituciones en las que dejó un legado imborrable, digno de los más altos reconocimientos por parte de la comunidad académica nacional, y del escritor, traductor y académico Carlos Montemayor (Parral, 1947-Ciudad de México, 2010).

Ambos personajes, subrayó el entrevistado, hicieron el primer bosquejo de lo que vendría a ser Difusión Cultural UAM y crearon las colecciones canónicas “Molinos de Viento” y “Cultura Universitaria”. A partir de entonces, las colecciones posteriores tienen claras referencias en esas dos colecciones, o en la Revista “Casa de Tiempo”, que está por cumplir casi cuatro décadas.

Ese antecedente es el que da prestigio a la UAM en el campo cultural ante la sociedad, de acuerdo con Bernardo Ruiz, egresado de la carrera de Lengua y Literaturas hispánicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). En cada unidad (Azcapotzalco, Iztapalapa, Xochimilco, Lerma y Cuajimalpa) se manejan proyectos editoriales propios, además de revistas que suman 52.

Tras ese ejemplo de grandeza editorial, dijo que “eso da oportunidad a los académicos de publicar sus investigaciones, ensayos y artículos sobre temas especializados, a la vez que se editan libros que compendian mucho del saber contemporáneo vigente, “lo que genera una continuidad al pensamiento universitario y una actualización para quienes acuden a él”, subrayó.

El espíritu de esa institución educativa, añadió, es el de mantenerse a la vanguardia y llevar siempre el conocimiento a todos los ámbitos y a todos los públicos, consecuentemente, gracias al trabajo de más de 30 instancias editoriales, adscritas a sus cinco unidades académicas y a su rectoría general, la UAM publica en promedio 200 nuevos títulos cada año.

Becario de Narrativa del Instituto Nacional de Bellas Artes en 1973 y profesor fundador de la UAM, miembro del Sistema Nacional de Creadores Artísticos (SNCA), informó que en sus 42 años de existencia, la UAM ha editado más de seis mil títulos y cuenta con una red de distribución propia a través de sus seis librerías y 151 otras librerías en el país. “En 2017 publicamos 191 títulos y en el año precedente 176”, abundó.

Por las condiciones actuales del país, el entrevistado espera “hacer más con menos” este año, con el compromiso de mantener la calidad editorial, cuidar el alto nivel de los autores y generar coediciones, recurso que, señaló, permite fortalecer su labor en los momentos de debilidad económica. “Lo podemos hacer con editoriales independientes y otras instituciones, públicas o privadas”.

Ruiz, quien fue tutor de narrativa de la Fundación para las Letras Mexicanas (FLM) y se desempeña como director de Publicaciones y Promoción Editorial de la UAM desde el 2010, comentó, sin embargo, que la UAM participa en un promedio de 60 ferias del libro y otras actividades académicas, nacionales e internacionales al año, lo que le granjea una presencia permanente y visible todo el año.

“En apariencia, México cuenta con muchas librerías, pero la realidad es que las diversas crisis fueron cerrándolas poco a poco. En contraparte, el número de ferias de libro en todo el país ha crecido y eso nos implica el compromiso de llegar a cada uno de esos espacios con nuestros libros, sin que los habitantes de cada localidad tengan que venir a la Ciudad de México por sus libros”, acotó.

Como muestra de lo anterior, dijo que a la edición 39 de la Feria Internacional del Palacio de Minería (FILPM), que se llevará a cabo del 22 de febrero al 5 de marzo, la institución llevará aproximadamente mil 500 títulos, lo que significa más de cinco mil ejemplares. Para ese encuentro, además, tiene preparadas 70 presentaciones de libro. “Nuestro stand será el 1543 y la entrada es libre para todos los asistentes”, señaló.

Bernardo Ruiz rubricó al insistir que la Dirección de Publicaciones y Promoción Editorial de la UAM “no es una editorial que hace negocio, sino que difunde la cultura en diversas disciplinas, con una rigurosa selección de sus autores, ediciones bien cuidadas y una red de distribución decorosa, y todo ese esfuerzo, incide positivamente tanto en la comunidad UAM como en los lectores del resto de la sociedad”.