La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró 244 de los 273 ejemplares de vida silvestre que alberga el predio que Maneja Vida Silvestre en forma confinada (PIMVS) llamado Cocodrilario La Palma, ubicado en el municipio de San Blas, Nayarit.

A través de un comunicado, se informó que en visita de inspección en materia de vida silvestre personal de la dependencia en la entidad constató que el titular del citado predio no acreditó documentalmente la legal procedencia de 244 ejemplares silvestres, de acuerdo con los artículos 51 de la Ley General de Vida Silvestre (LGVS) y 53 de su Reglamento.

Por lo anterior, se ordenó el aseguramiento precautorio de los 244 individuos de fauna silvestre, quedando bajo resguardo del mismo Cocodrilario, hasta en tanto se resuelva su situación jurídica.

Indicó que se trata de seis guacamayas verdes, una cotorra guayabera, dos tejones, un lince, cuatro jaguares, tres venados cola blanca, dos pecarí de collar, dos cocodrilos adultos de río.

Además de 223 crías de cocodrilo de río, que se encuentran en aparente buen estado de salud, sin apreciarse lesiones físicas o enfermedades de consideración que pudieran poner en riesgo la integridad de los animales albergados en el PIMVS.

Tampoco exhibió los informes anuales de actividades y el Plan de Manejo aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), por lo cual se instauró el procedimiento administrativo correspondiente que obliga al PIMVS a exhibir la documental que acredite que los ejemplares provienen de un aprovechamiento legal.

Cabe destacar que el Plan de Manejo es esencial para conocer, entre otros aspectos técnicos, la dieta, el seguimiento y cuidados clínicos, así como las medidas para garantizar el trato digno y respetuoso que recibirán los animales confinados en dicho predio.

Entre las especies de vida silvestre aseguradas se encuentran algunas enlistadas en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 y consideradas bajo alguna categoría de riesgo, como la guacamaya verde (Ara militaris) y el jaguar (Panthera onca), ambos En Peligro de Extinción (P).

También la cotorra guayabera (Amazona albifrons) y los cocodrilos de río (Crocodylus acutus), especies Sujetas a Protección Especial (Pr).

Puntualizó que de no acreditar la legal procedencia de los ejemplares, además de presentar los informes y el Plan de Manejo, el titular el PIMVS podría ser sancionado conforme a la LGVS con el decomiso de los animales y una multa que va de las 50 a las 50 mil Unidades de Medida y Actualización vigentes.