La época dorada del bolero fue revivida este domingo por el tenor Leonardo Villeda y el guitarrista Miguel Peña “Peñita” durante el espectáculo “Enamorados, un homenaje al bolero” en el Teatro Wilberto Cantón de esta ciudad.

“Piensa en mí”, “Bésame mucho”, “Amor de mis amores”, “Amorcito corazón”, “Piel canela”, “Solamente una vez”, “Bonita”, “Corazón” y “Quizás, quizás, quizás”, de autores como Agustín Lara, Consuelito Velázquez, Luis Arcaraz y María Grever, fueron algunos de los más de 20 temas que interpretaron.

A través de su majestuosa voz, Leonardo Villeda transportó al público a los años 20 y 30, en la época más sublime del bolero. De aquellas veces cuando se llevaba serenata para conquistar a la mujer ideal y se le decían palabras dulces al oído.

El escenario lució sobrio, apenas con un mural detrás como si fuera el lobby de un castillo; una mesa, una jarra y dos vasos con agua.

El público, en su mayoría adulto, se mantenía atento a las canciones. Casi todas las coreaban mientras comentaban algunos recuerdos de aquel entonces: los peinados de las mujeres, la moda, las costumbres y la llegada a casa a temprana hora, después de salir con la pareja.

“Es música que jamás pasará de moda. No existe joven que no conozca un bolero y lo cante. Hoy abunda el reggaetón, pero los boleros no morirán porque llevan una gran carga de romanticismo, del amor del bonito y no tan lanzado como ahora”, comentó Alfredo Durán, quien asistió con su esposa para disfrutar la función.

Los asistentes se sorprendieron de la potencia de voz que caracteriza a Leonardo Villeda, pero también con la maestría de Miguel Peña “Peñita” a través de su guitarra.

El objetivo de “Enamorados, un homenaje al bolero” fue hilvanar tema por tema al estilo de antaño, como cuando eran interpretados por cantantes de amplio rango vocal.