Al grito de “¡Pepe presidente, Pepe presidente!", más de 35 mil priistas cerraron filas con su hoy candidato a la Presidencia de la República, José Antonio Meade.

En un ambiente festivo, banderines, matracas y música que puso a bailar y cantar a algunos de los miles de militantes que abarrotaron el Foro Sol, para arropar al primer ciudadano sin militancia que postula el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en toda su historia, rumbo a la carrera presidencial.

Entre figuras del gabinete, legisladores federales y liderazgos de ese partido, encabezados por Enrique Ochoa Reza, Meade dijo “yo mero" me hago cargo de sacar al país adelante.

Sin importar los fuertes rayos del sol, los priistas que arribaron desde las primeras horas de este día mostraron unidad en torno a quien, gritaron, “será el próximo presidente de México".

Ahí, en ese acto, el hasta cinco veces secretario de Estado asumió la candidatura del PRI a la Presidencia de la República por unanimidad, ante el aplauso generalizado de los presentes, entre ellos, el exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y Manlio Fabio Beltrones.

El candidato presidencial arrancó aplausos de los priistas cuando advirtió que "no podemos desatender ni ignorar las exigencias de la sociedad, tenemos que hacernos cargo de las expresiones de malestar y decepción, para eso tenemos que ver y escuchar a quienes elevan su voz”.

"Encabezaré nuestro esfuerzo con mi ejemplo y mi conducta, sometida cada día a la evaluación crítica y objetiva de los mexicanos. Seré implacable en el combate a la corrupción", afirmó Meade en un evento que se caracterizó por su ambiente festivo, con miles de jóvenes que se hicieron sentir.