El candidato del PRI a la Presidencia de la República, José Antonio Meade, enfatizó que las familias y las mujeres serán primero, que tengan seguridad, educación y trabajo.

“Mi única motivación son las familias mexicanas, que encuentren el empleo que desean y ofrezcan a sus hijos la educación y el futuro que merece, cuando el bienestar y la seguridad estén en cada hogar mexicanos, entonces México será una potencia. Quiero ser presidente para que México sea una potencia”, enfatizó.

Para ello, dijo que “el centro de mi gobierno, esfuerzo y pasión serán tres grandes objetivos, que México sea la capital mundial del talento, que las mujeres y las familias sean lo primero, y lograr un gobierno a la medida de cada quien.

“Que las familias y las mujeres serán primero, en un país en el que las familias mexicanas tengan seguridad, darles más por su trabajo y que sean felices”, reiteró en el evento en el que rindió protesta como candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de la República.

En el Foro Sol, donde se reunieron casi 30 mil priistas, entre ellos los 18 mil 920 delegados y delegadas de la Convención Nacional, Meade aseguró que ser candidato es el mayor honor que ha tenido en su vida y lo compromete a trabajar con todos para ganar el 1 de julio.

Al convertirse en el primer ciudadano sin partido en ser postulado por el PRI a la elección presidencial, dejó en claro que el destino de este proceso electoral será el triunfo y advirtió que su “única obligación, pacto y alianza es con México”.

Entre porras de “¡Pepe presidente!”, advirtió que hay avances en muchos espacios y sería injusto e ingrato con las generaciones que pusieron lo mejor de sí para alcanzar esos progresos, no reconocerlos.