Marimar y Zuria Vega deberían estar felices y agradecidas de que la batuta de la comedia teatral “La señora presidenta”, que su padre interpretó durante más de dos décadas, haya sido tomada por mi papá, consideró Héctor Suárez Gomís.

“Las dos deberían estar felices y agradecidas de que la batuta fue tomada por un icono de la comedia en este país, como lo es Héctor Suárez. Las entendería si la fuera a hacer un comicucho de octava, pero la está haciendo Héctor Suárez”, explicó.

Hace unos días, cuando se les preguntó su opinión a las hermanas Vega con respecto a la reposición de “La señora presidenta”, ahora con Héctor Suárez, Zuria respondió:

“Yo no creo que haya sido un icono, yo creo que ese personaje se murió con mi papá, es todo lo que tengo que decir”.

Marimar, por su parte, dijo: “No estoy de acuerdo, yo opino lo mismo que mi hermana; yo creo que esa obra se murió con mi papá, pero pues nada, está bien”.

Al respecto, Suárez Gomís, quien dirige la puesta en escena y la adaptó a la época actual, apuntó:

“Sí me parece una falta de respeto que digan que esa obra murió con su papá porque no niñas, la obra es de los autores, no de los actores”.

“Deberían estar felices de que la haga Héctor Suárez, como yo lo estaría si un trabajo de mi papá lo hiciera su padre en caso de que estuviera vivo, pues Gonzalo fue un maravilloso actor, encantador y divina persona”, resaltó.

Al señalarle que Gonzalo Vega hijo apoya las opiniones de sus hermanas, el actor y director añadió: “Qué triste, qué tontos, me da lo mismo. Cuando les di el pésame por su papá, no me pelaron, me da lo mismo”.

El jueves pasado, “La señora presidenta” tuvo su estreno oficial en el Teatro Aldama. También actúan Eduardo España, Michelle Vieth, Anna Ciocchetti, Ricardo Fastlicht y Sandra Quiroz, bajo la producción de Alejandro Gou y Guillermo Wiechers.