En las elecciones italianas del próximo 4 de marzo habrá un “choque” entre un bloque nacionalista con elementos racistas y otro europeísta, consideró hoy la excomisaria europea y exministra de Exteriores italiana, Emma Bonino, líder de la formación + Europa.

En un encuentro con la prensa extranjera opinó que el bloque nacionalista está representado por la coalición de derecha que incluye a la xenófoba Liga del Norte y a los partidos Forza Italia, de Silvio Berlusconi, y Hermanos de Italia, mientras que del grupo europeísta forman parte el gubernamental Partido Democrático y otras formaciones de izquierda, incluida su propia lista.

"Haré de todo para que no gane el bloque nacionalista", aseguró a dos semanas de las elecciones de las que saldrá el nuevo gobierno. Bonino previó un elevado abstencionismo, en parte debido a la complicada ley electoral, apenas aprobada en octubre pasado, que un alto porcentaje de votantes no entiende.

La ley prevé que el 64 por ciento de los escaños sea asignado sobre base proporcional y el 36 por ciento con un sistema mayoritario basado en circunscripciones uninominales.

Establece, asimismo, un umbral del 3.0 por ciento de votos para que los partidos puedan entrar al Parlamento y del 10 por ciento en caso de que estén agrupados en coaliciones.

+ Europa, la lista de Bonino, es aliada del PD, y según los últimos sondeos superaría el 3.0 por ciento de las preferencias, por lo que podría entrar al Parlamento y quitar escaños a ese partido.

De no llegar al 3.0 por ciento, en cambio, sus votos se agregarían automáticamente al PD y no tendría ningún asiento parlamentario.

“La superación del umbral del 3.0 por ciento debería dar como resultado 13 o 14 parlamentarios para + Europa,  a los cuales se añadirían 4 o 5 de los colegios uninominales, por lo que se crearía una presencia parlamentaria organizada en un programa”, dijo.

La excomisaria europea también criticó una campaña electoral en la que los partidos políticos han hecho todo tipo de ofertas al electorado.

“La más fantasiosa promesa que he escuchado en esta campaña electoral es que echaremos a 600 mil ilegales. Les recuerdo que las expulsiones de los ilegales llegan a través de acuerdos bilaterales, no es posible meterlos en un avión y lanzarlos con paracaídas por todo el mundo”, explicó en relación a una propuesta hecha por Berlusconi.

Resaltó que Italia tiene cuatro acuerdos de repatriación con Túnez, Marruecos, Egipto y Nigeria y “con nadie más”.