La situación sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ha cambiado a la de hace más de seis meses, cuando comenzó el proceso entre las tres naciones, pues las posibilidades de modernizarlo antes de julio son cada vez mayores, aseveró la presidenta de ICC México, María Fernando Garza Merodio.

En la actualidad son muchas las “voces” de México, Estados Unidos y Canadá que piden avanzar en los trabajos de discusión del acuerdo comercial durante la séptima y la octava ronda, ambas programadas antes del proceso electoral mexicano, apuntó la titular de la Cámara Internacional de Comercio (ICC, por sus siglas en inglés).

“Las posibilidades de que eso suceda hoy son mucho más grandes que las de hace unos meses (atrás)”, argumentó. 

Dichas condiciones son en parte resultado de la pasada ronda de discusión realizada en Montreal, Canadá, donde se dio un paso importante para la actualización del TLCAN al lograr el cierre del capítulo Anticorrupción, comentó en entrevista con Notimex.

Consideró que el periodo de incertidumbre del tratado también ha servido muy bien, porque los empresarios y funcionarios estadounidenses, tanto estatales como federales, se han dado cuenta de su relevancia en la economía de la región y los riesgos de abandonarlo.

“No es sólo un acuerdo comercial en el que los tres países compran productos fabricados por el otro, sino los fabricamos juntos y los consumimos juntos. Esto da muchos beneficios a la economía y a los consumidores de las tres naciones”, mencionó.

De lo contrario, indicó Garza Merodio, el fin del acuerdo afectaría la competitividad y, de acuerdo con algunos estudios, dejaría sin empleo a 1.3 millones de personas de la región de Norteamérica.

Si Estados Unidos decide salirse unilateralmente del tratado trilateral, con 24 años de vigencia, su economía resultaría afectada con una caída de 0.5 por ciento en 2019, según la consultora Oxford Economics.

El reporte reveló que México tendría una caída en su crecimiento de 0.9 por ciento y Canadá vería un declive de 0.5 por ciento y una baja en las acciones de 6.0 por ciento en el mercado de valores.

Ante este panorama, la presidenta de ICC México opinó que el postergar el TLCAN representaría un grave error, porque se perdería todo lo ganado hasta el momento por los equipos negociadores, pues se tendrán elecciones electorales en los tres países durante los próximos meses.

La séptima ronda de negociaciones del TLCAN se adelantará un día en la Ciudad de México y, por ello, comenzará el 25 de febrero y no el 26 como se tenía previsto en el calendario.

Los trabajos encabezados por los representantes de los equipos mexicano, estadounidense y canadiense, Kenneth Smith, John Melle y Steve Verhul, respectivamente, concluirán hasta el 5 de marzo.