El servicio de Inteligencia israelí reveló hoy que arrestó a seis miembros de una célula terrorista que planeaba un atentado para asesinar al ministro de Defensa, Avigdor Lieberman.

En un comunicado, la agencia Shin Bet explicó que los seis sospechosos, vinculados al grupo extremista Yihad Islámica, pretendían detonar un artefacto explosivo colocado debajo del automóvil de Lieberman mientras se trasladaba por Cisjordania.

Dos de los detenidos fueron identificados como Awad Mahmoud al-Asakra, de 25 años de edad, y Muhammad Ali Ibrahim al-Askara, de 32 años, residentes del área de Belén, miembros activos de la Yihad Islámica.

Awad Mahmoud estuvo dos años en una prisión por un ataque terrorista en 2015, mientras que Ali Ibrahim estuvo encarcelado por ataques aéreos contra miembros de las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI).

Ambos fueron detenidos luego del arresto de miembros de otra célula de la Yihad Islámica, que operaba en las aldeas del área de Belén, los que habían sido reclutados para llevar a cabo ataques de disparos contra civiles y tropas israelíes en los asentamientos de Gush Etzion, al sur de Jerusalén, según un reporte del Ha'aretz Daily en línea.

En su interrogatorio, los sospechosos señalaron que buscaron la ayuda de grupos terroristas en la Franja de Gaza para adquirir los materiales para la bomba, y al no obtener nada, decidieron armar un dispositivo, el cual fue confiscado durante el arresto.

Según la investigación del Shin Bet, el grupo solicitó la ayuda de las bandas terroristas en la Franja de Gaza para perpetrar el ataque, pero fue aplazado por las medidas de seguridad, con lo que el plan quedó en las primeras etapas de su planificación.

El Shin Bet también reveló que los miembros de la célula terrorista estaban motivados por los beneficios que otorga la Autoridad Palestina a las familias de terroristas asesinados o encarcelados por llevar a cabo ataques contra blancos israelíes.