El Centro Histórico de la Ciudad de México estrena un nuevo corredor peatonal, se trata de la rehabilitación del Barrio Chino con el cual el gobierno capitalino abona al legado de recuperación de espacios públicos, dio a conocer el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

El nuevo corredor peatonal da continuidad a las intervenciones realizadas en la Alameda Central y la Avenida Juárez, y que conecta con la Plaza San Juan, Mercado de las Artesanías, Mercado Gastronómico San Juan y la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, detalló.

La zona del Barrio Chino se extendió al abarcar ahora una superficie de 31 mil metros cuadrados en las calles Dolores, Marroquí, Independencia, Victoria (entre la calle Luis Moya y Eje Central Lázaro Cárdenas) y Avenida Ayuntamiento (entre la calle Marroquí y Dolores), además del Parque Santos Degollado.

Mancera destacó que el Archo Chino, Paifang, ubicado sobre la calle Dolores, a 13.5 metros de Avenida Juárez, destaca entre los elementos arquitetónicos y de diseño urbano de dicha cultura, cuyo corredor capitalino conmemora los 45 años de hermandad y amistad con China.

Las dimensiones del Paifang son de 13.40 metros de base por 10 metros de altura, mientras que la parte central tiene 4.20 metros de ancho y cinco metros de altura libre, lo cual permite el acceso de un camión de bomberos, y las partes laterales cuentan con cuatro metros de ancho por 4.40 metros de alto.

Un elemento más es el ideograma de la Ciudad de México sobre la calle Dolores casi esquina Artículo 123, así como la Puerta Luna, ubicada sobre Dolores esquina Avenida Ayuntamiento, señaló el Jefe de Gobierno.

Considerado uno de los elementos tradicionales en la arquitectura china, es una abertura circular en una pared del jardín que forma un pasaje, sus dimensiones son de 9.40 metros de base por ocho metros de altura, con una abertura circular al centro de radio de 3.50 metros y un paso inferior de cinco metros.

En el también conocido Barrio de la Luz se incorporó una iluminación atractiva para el disfrute de visitantes durante sus paseos nocturnos, dijo Mancera al contemplar la renovación de pavimentos, mobiliario urbano, adecuaciones geométricas, reforzamiento de ciclovía, señalización, árboles y vegetación.

En esa zona los peatones, ciclistas y automovilistas pueden disfrutar las condiciones necesarias para que convivan entre sí de manera respetuosa y segura.

Mancera puntualizó que en esta remodelación se calcula un beneficio para más de 20 mil personas y se prevé que contribuya al crecimiento económico, seguridad pública y el disfrute de la ciudad.