La Secretaría de Salud (Sedesa) capitalina puso en marcha la Primera Semana Nacional de Salud 2018 en la Ciudad de México, con el propósito de reforzar y fortalecer las acciones de prevención y control de enfermedades a través de las vacunas.

El secretario de Salud local, Román Rosales Avilés, invitó a la población a participar en esta campaña, que concluirá el 23 de febrero, para que los niños reciban la vacunación correspondiente, como prioridad la vacuna oral contra la poliomielitis.

Destacó que con ese objetivo la Secretaría de Salud y los Servicios de Salud Pública desplegarán una serie de acciones con el apoyo de brigadas, con la prioridad de aplicar la vacuna (Sabin) contra la poliomielitis a menores de cinco años de edad, para lo cual se tienen proyectadas 283 mil 60 dosis.

Por su parte el director de Epidemiología y Medicina Preventiva, Noé Calderón Vaca, señaló en un comunicado que la vacuna es gratuita, efectiva y muy importante para lograr la erradicación de la poliomielitis, por lo que también invitó a los padres de familia a que acudan a los puestos de vacunación a recibir la dosis.

Dijo que con las acciones de la Semana de Salud que se llevan a cabo a nivel nacional y en la Ciudad de México se completarán los esquemas básicos de vacunación para menores de cinco años, tales como la vacuna Pentavalente, anti Hepatitis B, Triple Viral SRP (Sarampión, Paperas, Rubeola y Parotiditis), anti Rotavirus, la anti-Neumocócica y la vacuna SR (Sarampión y Rubéola).

También se aplicarán los refuerzos de la vacuna DPT (Tétanos, Difteria y Tos ferina) y la TD (Tétanos y Difteria), las cuales sirven para prevenir enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias agudas.

Además se distribuirán más de 172 mil 840 sobres Vida Suero Oral a los padres de familia o responsables de los menores de cinco años, para prevenir las infecciones debido a que está por iniciar la temporada de calor y la Cuaresma, por lo que es “una gran oportunidad para proteger a las niñas y niños”, expresó.

Pidió no descuidar la higiene en los alimentos, ya que es primordial en la preparación y conservación, como es el consumo de pescados y mariscos, que deben ser muy bien cocidos en esta temporada de calor, para evitar la trasmisión de enfermedades diarreicas.

En este sentido, el personal de salud dará también orientación a padres de familias sobre los signos y síntomas de alarma que deben identificar en caso de presentar infecciones estomacales y de vías respiratorias.

Para la cobertura y facilitar el acceso a las atenciones se instalarán módulos de vacunación en los 220 centros de salud y módulos ubicados en lugares de mayor concentración de población.

La Secretaría de Salud de la Ciudad de México reiteró el llamado a la población a que se acerque a los módulos para que los menores reciban las dosis correspondientes, o bien estar muy pendiente de las brigadas que visitan las casas para que ningún menor se quede sin vacunar.