“Algoritmo Peter Pan”, pieza dancística destinada al público infantil a cargo de la compañía A Poc A Poc, alegoría sobre la transición a la vida adulta, se presentó este sábado en el Teatro de la Danza del Centro Cultural del Bosque (CCB), recinto que la presentará nuevamente los próximos domingos 18 y 25 del mes en curso.

La obra, que tuvo su temporada de estreno del 11 junio al 10 de julio de 2016 en el Teatro Benito Juárez, es una espléndida obra que goza toda la familia por la gracia y experiencia lúdica que esparcen actores y títeres en escena. Pasar de niño a adulto veces es doloroso, sobre todo cuando las personas se encuentran inmersas en una sociedad desagradable.

Ingrata, también, cuando obliga a las personas a comportarse de cierta manera para que se sientan incluidas, aunque tenga que ser bajo ciertos estereotipos y arquetipos aprobados por el mundo actual. Esa es la idea que da vida al montaje, inspirado en el personaje de “Peter Pan”, escrito por el escocés James Matthew Barrie, retomada por Edisel Cruz.

La pieza busca sensibilizar a los niños sobre el tema de su crecimiento, y también es una oportunidad para que jóvenes y adultos mediten sobre su “niño interno” y de cómo lo han confrontado con una realidad en constante vorágine. Es un encargo de Jaime Camarena, fundador y director de A Poc A Poc, al bailarín y coreógrafo mexicano Edisel Cruz.

A Cruz se le pidió que hiciera una coreografía infantil inspirada en ese famoso personaje, por lo que cabe destacar que el montaje es resultado de la colaboración con Edwin Salas Performance Studio que enriqueció la propuesta con el uso de bonitos títeres en escena; Son más de 10 cuadros coreográficos con un contenido lúdicamente melodramático.

Además de mostrar la esencia del personaje y el mundo fantástico de “Peter Pan”, busca exaltar las reflexiones que el autor expresa en su historia, como el dolor a crecer. Así a lo largo de 50 minutos la obra relatan los eventos de la noche en que “Wendy” tiene que firmar el contrato donde renuncia a su niñez para convertirse en una persona adulta.

Eso, debido a que todos los habitantes de su mundo dejan de ser niños a los 12 años de edad. Ahí empiezan las aventuras de la pequeña al encontrarse con “Peter Pan”, quien es su acompañante en la búsqueda del algoritmo que le ayudará en la transición a la vida adulta, donde las responsabilidades, los deberes y el miedo son factores inherentes a ella.

Los cuadros coreográficos son “La habitación de Wendy”, “El vuelo”, “La historia de nunca jamás”, “El juego”, “Introducción a Garfio”, “El dueto de amor”, “Los niños perdidos”, “El enojo de Peter Pan”, “Garfio”, “Tinker Bell” (Campanita) y “El rapto de Wendy”. Aunque en conjunto hacen una historia completa, cada cuadro es una obra.

La razón de utilizar la palabra “algoritmo” en el título obedece a que su autor considera que “siempre se nos está dando una dirección matemática sobre cómo debemos actuar para que encajemos en esta sociedad. También es una palabra usada en el mundo de la tecnología para seguir una programación específica, un mecanismo que dicta la sociedad”.

La música para la obra fue creada ex profeso por el maestro Rodrigo Filomarino, quien también ha realizado adaptaciones de obras de Antonio Vivaldi, en tanto que el vestuario tiene un diseño futurista. Finalmente, hoy se informó que la obra apuesta totalmente al movimiento y al trabajo interpretativo de los miembros de la compañía A Poc A Poc.