Con una historia mágica, cuyos temas centrales es el amor y el sentimiento de pérdida, el actor y productor Fernando Canek estrenó la quinta temporada de la obra “El globo flotando”, donde su hermana Cassandra Ciangherotti, y la integrante de Kabah, Federica, fueron las madrinas.

Acompañado de los actores Víctor Hugo Reyes y Sofía Beatriz López, Canek, hijo del actor Fernando Luján, presentó la puesta en escena en el Teatro NH, donde logró robar los aplausos de la audiencia que atenta veía la historia entre un niño y su padre.

Fernando Canek, en entrevista con Notimex, recordó que si bien esta obra tiene la finalidad de entretener, también lleva a un encuentro con temas que pocas veces las familias hablan, “casi la temática de la pérdida no se toca y es importante”.

Recordó que cuando era niño sufrió la muerte de su abuela y nunca nadie se lo expuso, de ahí la necesidad también de hablar de esto y que mejor que a través de una obra que lo hace de una manera amable, conmovedora y hecha con mucho tacto y elegancia.

“Creo que es una adaptación muy acertada de Juan Carlos Roldán”, dijo Canek, quien aseguró que esta historia enseña a los pequeños a despedirse y a agradecer el tiempo que se tiene con los seres queridos.

“Este montaje aporta y fomenta el gusto por el teatro, gracias a este texto bien tratado”, dijo el también actor.

En tanto, la actriz Sofia Beatriz López destacó que pocas historias ahondan en el amor entre un padre y su hijo, “casi siempre es desde la visión femenina”.

“En esta obra hay muchos elementos con los que el niño se identifica, además de estar sustentada en una tierna historia que los lleva a verse reflejados pero al mismo tiempo les habla sobre la muerte y las ausencias”, apuntó la actriz, quien da vida a "Eloy", un niño.

Comentario con el que coincidió su compañero Víctor Hugo Reyes, quien reconoció que como actores este tipo de historias los retroalimentan y les dejan grandes enseñanzas.

Cassandra Ciangherotti y Federica disfrutaron del montaje, y aplaudieron que se haga teatro que lleve al espectador a reflexionar, además de brindarle diversión.