El fortalecimiento del Estado de derecho a través de reglas procesales ágiles y efectivas plasmadas en un sólo Código Nacional en Materia Civil y Familiar permitirá a México avanzar de manera eficaz en la garantía del derecho humano a la justicia para todos.

Así lo sostuvo la senadora Yolanda de la Torre durante las mesas de trabajo del Foro “Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares: los nuevos desafíos para el efectivo acceso a la justicia”, en las que participaron los tres colegios de abogados más destacados del país.

La legisladora resaltó que las propuestas presentadas serán consideradas en la elaboración del dictamen y agregó que con este foro el Senado de la República contribuye para construir mejores instituciones del Estado mexicano que demandan los ciudadanos.

El Código, subrayó, será muy útil para resolver los problemas cotidianos a los que se enfrenta la gente en su quehacer civil, como el resolver de manera más ágil y expedita procedimientos legales, el reparto de herencias, la resolución de divorcios o el proceso de adopción.

Dentro de los planteamientos expuestos por los especialistas resaltó que tanto la Constitución como los Tratados Internacionales son de aplicación directa.

Por ello, tanto los jueces como las autoridades en proceso judicial deben acudir a ellos para que no se entienda que la falta de una regla es sinónimo de que no hay derecho y que no se puede emitir una norma.

También se propuso que la armonización de normas convencionales y nacionales sea efectiva o que se dedique un capítulo del Código a la inclusión de los términos principales de los tratados internacionales en materia civil y de familia.

Advirtieron que se debe hacer efectiva la introducción de nuevas tecnologías como medios de prueba, y se expuso que es necesario cambiar el formato de los edictos, para que se publiquen en forma electrónica en la página oficial de cada tribunal.

En materia de supletoriedad de normas, el Código debe contener la mayor cantidad de supuestos normativos posibles para que se acuda a éste en suplencia de otros procedimientos.

Aunado a esto, plantearon considerar la posibilidad de desahogo de pruebas en una sede exterior al juzgado para testimoniales y confesionales, con la presencia de las partes y bajo ciertos requisitos, con el propósito de aceleran los procedimientos.

Adicionalmente se propuso regular el tema sucesorio, prever lo relativo a notificaciones, la jurisdicción voluntaria, la aplicación de medios alternativos de solución de conflictos, así como la certificación de quien ejerce la abogacía y la profesionalización de quienes participan en todos los procesos.

Las tres mesas de trabajo fueron moderadas por las senadoras Pilar Ortega, presidenta de la Comisión de Justicia; Luz María Beristain, secretaria de la Comisión de Relaciones Exteriores, y Yolanda de la Torre, de la Comisión de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia.