Personal médico y de enfermería de los cinco municipios de Baja California Sur participó en un curso sobre la prueba de VPH que se aplica a mujeres de entre 35 y 64 años, con el objetivo de obtener diagnósticos más precisos.

La Secretaría de Salud estatal informó que la intención es lograr diagnósticos más certeros de padecimientos como el cáncer cérvico uterino, que tienen mayores posibilidades de curación cuando se identifica de manera temprana.

Informó que por esa razón brinda capacitaciones continuas a su personal operativo, como el curso-taller “Inducción a la estrategia de tamizaje del Virus del Papiloma Humano (VPH), por técnica de reacción en cadena de la polimerasa, PCR”.

Esta actualización, indicó, se impartió a médicos y enfermeras de los cinco municipios de la entidad con la intención de que posean mayor conocimiento sobre esta prueba.

Dijo que mediante una brocha colectora toma una muestra de células del cuello del útero para detectar la presencia del virus del papiloma humano, y en caso de ser así permite determinar si es del subtipo de bajo riesgo o alto riesgo para evolucionar a cáncer.

Este examen de virus de papiloma humano se realiza a mujeres de 35 a 64 años, el cual, en caso de tener un resultado normal debe realizarse cada cinco años.

En caso de ser positivo a VPH la paciente no debe alarmarse, ya que este resultado no significa que tenga cáncer, agregó.

Indicó que la mayoría de las infecciones por el papiloma virus son pasajeras y se curan espontáneamente.

No obstante, agregó, es necesario realizar una citología complementaria para identificar si las células del cuello del útero infectado tienen alteraciones que pueden desarrollar cáncer en caso de persistir.

La sola infección por el papiloma virus no amerita tratamiento; sólo deben tratarse las lesiones que producen verrugas genitales o las precursoras de alto grado (displasias moderadas o severas) en el cuello del útero.

A través de esta capacitación, el personal de salud conoce la técnica y con esto la posibilidad de aplicar esos conocimientos en las unidades estatales de atención médica, para un tratamiento adecuado y de calidad,apuntó.