Maquillaje facial de la cultura Seri, técnicas en estambre y chaquira Huichol, concha de nácar decorada de la cultura otomí, algodones y acrílicos Huipil con técnica de brocado son utilizados para recrear “Juego americano, arte americano”, exposición que se presenta en el Museo Indígena de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) en esta ciudad.

Se trata de 40 piezas originales de arte indígena, basadas en la figura del balón oficial de futbol americano de la NFL, trabajadas con las técnicas y diseños tradicionales de 26 pueblos originarios de México: chatino, chiapaneca, chontal de Oaxaca, chontal de Tabasco, huasteco, huichol, kikapú, maya, mazahua, mazateco, mixe, mixteco, nahua, otomí, pa ipai, pima, popoloca, purépecha, seri, tarahumara, tepehuán del sur, totonaco, triqui, tseltal, yaqui y zapoteco.

Octavio Murillo, director de Acervos de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), comentó que la muestra forma parte del programa cultural previo a la celebración de un partido de liga de la NFL en la Ciudad de México, en noviembre pasado.

La exhibición que se reinauguró en el Museo Indígena en el marco del Super Bowl LII, “comenzó como un proyecto del Consejo de Promoción Turística de México, con la idea de hacer algunas obras de arte que fueran intervenidas por indígenas.

“Al final nos buscaron para saber cómo se podía generar un proyecto interesante, novedoso y que reflejara también las culturas indígenas; de tal manera que se hizo una selección de las más representativas manifestaciones artesanales del país”, dijo Murillo.

Con base en su experiencia de trabajo directo en las localidades indígenas, la CDI estableció contacto con talentosos artesanos que, en compañía de los curadores, desarrollaron cada una de las piezas, con estricto apego a las tradiciones estéticas y tecnológicas de los pueblos originarios.

Para ello, un equipo de ceramistas, ebanistas y técnicos textiles desarrollaron los moldes, estructuras y patrones con base en los cuales los artesanos elaboraron las piezas de acuerdo con la técnica y diseños específicos de su comunidad.

“De esta manera, tenemos 40 piezas únicas realizadas con las piezas artesanales que representan el arte tradicional de cada una de las 40 localidades que aquí tenemos representadas; son 26 pueblos indígenas de culturas diferentes de 22 entidades del país”, señaló.

La curaduría final representa 23 ramas y técnicas artesanales: cerámica (modelado, engobado, barro negro, bruñido, bruñido y esgrafiado, decorado al pastillaje y vidriado), textiles en telar de cintura (brocado, teñido con tintes naturales y bordado, teñido con tintes naturales).

También, textiles bordados (a mano con diferentes puntadas, con cadeneta, en máquina de pedales), maque y laca, pintura (sobre papel de amate, diseños faciales), escultura policromada, técnicas mixtas (estambre o chaquira sobre madera, textil con aplicaciones), papel recortado y cartonería, cestería, talabartería, incrustaciones, entre otras.

De acuerdo con Murillo, el pretexto de los indígenas que participan en esta exposición radica en el balón, sin embargo, aclaró que “de lo que se trata es rescatar estas técnicas de la cultura popular”.

Mediante estas intervenciones, además de la tradición, se presenta una innovadora aportación estética bajo la apariencia del emblemático balón de futbol americano.

“Juego americano, arte mexicano. Intervenciones indígenas en balones de football”, estará abierta hasta finales de junio próximo en el recinto situado en la zona de Peralvillo, en e norte de esta ciudad.