El gobierno venezolano reiteró hoy su intención de mantener el diferendo con Guyana por la posesión del territorio del Esequibo dentro del acuerdo de Ginebra de 1966 apoyado por la ONU, a pesar que en más de 50 años no ha avanzado en una solución.

En un comunicado, el gobierno señaló que el Acuerdo de Ginebra sigue vigente, descartando llevar al caso a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, como propuso la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en nombre del pueblo y gobierno venezolano, enaltece la plena vigencia del Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966 en la conmemoración del 52 aniversario de su firma”, indicó la declaración.

Agregó que ese tratado internacional se consagra como el único camino hacia una solución pacífica, práctica y satisfactoria para las partes de la controversia territorial entre Venezuela y Guyana por el territorio Esequibo.

"El Acuerdo de Ginebra de 1966 convoca a Venezuela y Guyana en el compromiso ineludible de encontrar una solución definitiva sobre la controversia territorial, surgida del fraudulento despojo que perpetró el colonialismo británico en contra de nuestra patria a través del nulo e írrito Laudo Arbitral de 1899", señaló.

Sostuvo que "este sabio acuerdo otorga especial preeminencia a los medios de solución pacíficos, políticos y negociados, preservando la convivencia pacífica entre dos naciones hermanas".

“El gobierno bolivariano de Venezuela, conforme a la diplomacia bolivariana de paz, manifiesta nuevamente su firme disposición de defender la integridad territorial de nuestra patria y mantener la negociación política con base en el Acuerdo de Ginebra de 1966. Dentro del Acuerdo de Ginebra todo, fuera del Acuerdo de Ginebra nada", alegó.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, planteó llevar el diferendo a la CIJ, lo que ha sido rechazado por Caracas.

El Acuerdo de Ginebra sugiere mantener el diferendo en el marco de la ONU con un buen oficiante. Tras más de 50 años, el mecanismo no ha logrado avances hacia una solución de la disputa por el territorio de unos 159 mil kilómetros cuadrados, que posee amplios recursos naturales.