La diputada federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Ruth Tiscareño Agoitia, propuso sancionar a contratistas que entreguen obras públicas de mala calidad.

Por ello, presentó una iniciativa para reformar la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las mismas, para eficientar y transparentar los recursos económicos de la Federación, los estados y las demarcaciones de la Ciudad de México.

Dijo que el objetivo es frenar los daños, perjuicios y desfalcos, tanto al gobierno como a los particulares, con motivo de las obras que se entregan con irregularidades y deficiencias.

“Esta iniciativa busca garantizar que las obras públicas sean de calidad, y en caso contrario, se finquen responsabilidades y sanciones específicas a los contratistas responsables”, afirmó.

La legisladora por el estado de San Luis Potosí indicó que con esto se hace obligatoria la contratación de servicios de obra pública, mediante la adjudicación de contratos a través de licitaciones públicas a particulares.

“Esto para que aseguren las mejores condiciones en precio, calidad, financiamiento y oportunidad, entre otros, y de igual forma para que los recursos sean fiscalizados a través de la Auditoría Superior de la Federación”, precisó la diputada Tiscareño Agoitia.