El presidente de Bolivia, Evo Morales, rechazó hoy que algunos países de la región y Estados Unidos quieren convertir la Cumbre de las Américas en un "instrumento golpista" contra Venezuela, al apoyar la decisión de Perú de excluir al presidente Nicolás Maduro de la cita en abril próximo.

En su cuenta de la red social Twitter, el mandatario boliviano señaló que rechaza que "un grupo minoritario de países", direccionados por la "obsesión intervencionista" del presidente estadunidense Donald Trump, quieren convertir la Cumbre de las Américas en "un instrumento de golpismo contra Venezuela".

"Agredir a un presidente electo democráticamente es agredir al pueblo que lo eligió", escribió.

 La Cumbre de las Américas se llevará a cabo en Lima el 13 y 14 de abril próximo, y este sábado la primera ministra peruana, Mercedes Aráoz, afirmó que su gobierno impedirá el ingreso del presidente de Venezuela a Perú para participar en la reunión, postura apoyada por el Grupo de Lima y Estados Unidos. 

En declaraciones a la prensa, Aráoz ratificó que Maduro tiene que cumplir las leyes del país y el gobierno no permitirá su ingreso, luego que se le retiró el pasado martes la invitación para asistir a la cita.

El Grupo de Lima, que incluye a Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Brasil y Costa Rica, pidió a Perú exlcuir a Maduro de la Cumbre, tras la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano de convocar a comicios presidenciales el próximo 22 de abril.

El gobierno y la oposición venezolanos suspendieron pláticas sin acuerdos debido al llamado del CNE, que el Grupo de Lima calificó de "unilateral", "inconstitucional" y "antidemocrático".