Un tribunal de Pakistán sentenció hoy a cuatro condenas de muerte y una cadena perpetua a Imran Ali Naqshbandi, un hombre de 24 años, acusado de violar y asesinar a una niña de siete años el mes pasado.

El cuerpo de Zainab Ansari fue encontrado en un basurero en la ciudad de Kasur, al sur de Lahore, el 9 de enero, y su asesinato provocó indignación en todo el país, incluidos disturbios contra la supuesta incompetencia policial en los que murieron dos manifestantes.

El padre de la víctima estaba en la corte para escuchar el veredicto, en medio de fuertes medidas de seguridad, reporto el canal de noticias Geo News.

El asesino de Zainab también ha sido vinculado por la policía y el primer ministro de la provincia de Punjab con los asesinatos y agresiones de otras niñas en el área.

Los supuestos crímenes de Ali se remontan al menos un año y los residentes han considerado que las autoridades deberían haber sido más rápidos para identificarlo como el perpetrador.

Ali podría ser juzgado por el resto de los casos pendientes, de acuerdo con el fiscal Ehtisham Qadir Shah.

El veredicto fue anunciado en la Cárcel Central de Lahore por un tribunal antiterrorista.

Decenas de testigos testificaron contra Ali en el juicio, donde también se presentaron pruebas forenses, incluidas pruebas de ADN y de polígrafo.

Ali recibió sentencias de muerte por secuestro, violación, asesinato y un acto de terrorismo, una cadena perpetua por sodomía y una gran multa.

La policía de la provincia paquistaní de Punjab estaba bajo una gran presión para encontrar a quién mató a Zainab y a los otros niños.

La familia de Zainab señaló que la policía no tomó las medidas pertinentes durante los cinco días desde que la denunciaron como desaparecida y encontraron su cuerpo. Los parientes recuperaron imágenes en las cámaras de circuito cerrado de sus últimos movimientos.

El video, que mostraba a una chica conducida por un hombre, se difundió ampliamente en las redes sociales. Ali, que vivía cerca de Zainab, fue arrestado por la policía el 23 de enero.

"No solo confesó la violación y asesinato de (la niña) Zainab sino de ocho niñas más. Siete están muertas y dos sobrevivieron", dijo Qadir Shah, al señalar que el juicio apenas ha durado cuatro días.

El fiscal señaló que la forma en que debe ser ejecutado no forma parte del fallo y explicó que el acusado tiene quince días para apelar la decisión judicial.

"Estamos satisfechos con el veredicto", indicó a periodistas Muhammed Amin, padre de la niña asesinada, quien no obstante afirmó que ha pedido al gobierno de Punjab que la ejecución sea pública.