Al ofrecer un informe por el sismo de 7.2 grados que se sintió la tarde de este viernes y que ha tenido más de 150 réplicas, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Angel Mancera, dijo que hay normalidad en la capital y sólo había caído una barda en las calles Amsterdam y Sonora.

Expuso que “nuestras áreas estratégicas, hospitales, centros de reclusión, segundos pisos, sistemas de movilidad y transporte, infraestructura del gobierno de la ciudad, infraestructura de la ciudad, así como la población hasta este momento se reporta con saldo blanco después del sismo”.

Al hablar en las instalaciones del C-5 ubicadas en la delegación Venustiano Carranza, recomendó a la gente que está llegando a sus inmuebles luego del trabajo que verifique instalación de gas, eléctricas y de agua. “Seguimos recibiendo todos los reportes y llamadas en el 911 y en Locatel”.

Mancera Espinosa detalló los reportes derivados del movimiento telúrico y dijo que se activó el protocolo correspondiente para estar reunidos en el C5. En los primeros minutos se realizaron sobrevuelos de los Cóndores. “Personalmente estuve en uno de ellos e hice un recorrido por las calles del Centro de la CDMX”.

“Tenemos información de normalidad en la Ciudad de México por parte de la verificación y el corrimiento del protocolo tanto de los Cóndores como por supuesto de todas y cada una de las cámaras del C-5”, detalló.

Dijo que el Metro detuvo su marcha durante seis minutos, pero después reanudó la actividad con marcha lenta y luego quedó totalmente normalizado. Añadió que funcionan todos los sistemas de movilidad: el M1, Metrobús y transportes eléctricos.

La afectación que se ha reportado obedece a una falla de energía eléctrica y tiene un alcance aproximado a 570 mil personas en la Ciudad de México, pero en una hora u hora y media estaría disminuida al 50 por ciento por lo menos.

Las colonias sin energía eran 112 de las delegaciones Alvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Iztacalco, Milpa Alta, Tláhuac, Tlalpan, Venustiano Carranza y Xochimilco.

También se recibieron en el C5 una serie de reportes menores: por crisis nerviosa 42, por explosión de transformador 25, falta de energía eléctrica 21, caída de cables 17, fuga de gas doméstico 16, fuga de gas natural 13 caídas de poste 12, falta de agua ocho, un poste o árbol ladeado siete, caída de árbol dos y caída de barda dos.

Añadió que prácticamente las crisis nerviosas, 246, se atendieron en el punto del reporte mismo. De ellas se derivaron seis para atenciones hospitalarias, con clasificación verde, y regresaron a su domicilio. Solamente había una persona herida, una menor de 10 años, que sufrió una herida en la frente.

Los hospitales funcionaban con normalidad, cinco operaron con planta de energía pero al momento se había recuperado en cuatro.

Las áreas de detención reportaban sin novedad, sin reportes de daños en la infraestructura del gobierno capitalino. Se habìan verificado vialidades y no había reporte de detención de tránsito en ninguna de ellas.

En tanto los inmuebles dañados el 19 de septiembre no tuvieron una consecuencia mayor, aunque se atendieron afectaciones en una barda en la esquina de Amsterdam y Sonora y otro daño en la zona de Tacuba.

Hay brigadas de Protección Civil y de Seguridad Pública en el patrullaje. La Secretaría de Seguridad continuará con el despliegue de más de 32 mil elementos para dar cobertura.

“La operación de toda nuestra infraestructura de cámaras está normalizada; todas las áreas estratégicas del Gobierno Federal que tenemos nosotros monitoreo, y todas las del gobierno capitalino, están sin novedad”.

Mancera Espinosa estuvo acompañado por su gabinete y su gabinete ampliado en el C5, donde se presentaron las imágenes de diferentes puntos de cómo se vivió el sismo. Indicó que la alerta sísmica dio 72 segundos de ventaja a los capitalinos.