El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció hoy un supuesto plan de invasión desde Colombia, en el que se contratarían venezolanos y los dotarían con uniformes militares para justificar una intervención militar.

Maduro dijo que el "plan macabro" busca crear un “falso positivo” para provocar un incidente, con grupos de venezolanos que van a “juramentar” en Colombia.

“Van a darles uniformes venezolanos, con armamento, para que ingresen a territorio venezolano y en algún momento originar un ataque que dé pie a Estados Unidos para hablar de un conflicto armado e invadir el territorio venezolano”, aseveró.

En su denuncia, en una reunión con el Gabinete Ejecutivo en la Casa de Gobierno, acusó al Comando Sur de Estados Unidos de ordenar el reclutamiento de venezolanos en la frontera para crear este “falso positivo” contra Venezuela. “Es algo macabro para poner a pelear a dos pueblos hermanos”, agregó.

Sin embargo, rechazó una posible confrontación entre Venezuela y Colombia.

Maduro ordenó a su ministro de Defensa, Vladimir Padrino, concretar una reunión con su homólogo de Colombia, Juan Manuel Santos, a fin de que examinen la situación de seguridad en la frontera, afectada por la ola de venezolanos que huye de la crisis económica.

El gobernante dijo a quienes se van del país, varios miles al día, según cálculos independientes, que los logros de la revolución bolivariana no los encontrarán en otros países.

Agregó que los venezolanos que han migrado a otros países no encontrarán los beneficios como la educación pública gratuita o viviendas gratuitas.